Search

Importante buscar soluciones basadas en la naturaleza

Importante buscar soluciones basadas en la naturaleza

Pretenden imitar los procesos naturales para contribuir a la gestión del agua, la cual se afecta por la urbanización acelerada

Un grave problema en las ciudades es la gestión del agua, esto debido a la urbanización acelerada, el aumento de población y el cambio climático, lo que crea la necesidad de encontrar nuevas soluciones para contrarrestar estas problemáticas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) asegura que la seguridad sostenible del agua no se logrará a través de enfoques convencionales, ya que las soluciones basadas en la naturaleza trabajan con ella en lugar de hacerlo en contra, por lo tanto, proporcionan un medio esencial para ir más allá de lo convencional e intensificar el aumento de eficiencia social, económica e hidrológica en la gestión de los recursos hídricos.

Dichas soluciones están inspiradas y respaldadas por la misma naturaleza, y buscan imitar los procesos naturales para contribuir a la gestión mejorada del agua. Implican la conservación de los ecosistemas modificados que pueden aplicarse a micro o macroescala.

Importante buscar soluciones basadas en la naturaleza Un ejemplo de esto son las ciudades esponja, basadas en la aplicación de enfoques de infraestructura verde en paisajes urbanos, buscan evitar que el agua de lluvia inunde las ciudades mientras se implementan formas para conservarla y utilizarla, problemática contra la que planificadores urbanos han luchado durante mucho tiempo.

Dicha iniciática surgió en China, país que tiene como objetivo lograr que para 2030 80% de sus ciudades absorba y reutilice al menos 70% del agua de lluvia.

Otro ejemplo, son los techos verdes, pavimentos permeables y biorremediación, que se encargan de recolectar el agua de lluvia que cae al suelo y eliminar ciertos contaminantes. Parte de esta agua regresa al sistema natural y se almacena para garantizar su disponibilidad para fines de riego y limpieza durante los períodos de sequía.

Esto en conjunto de la restauración de humedales y ríos urbanos y periurbanos, buscan mitigar los impactos negativos de la urbanización sobre los ecosistemas naturales.