Search

10 acciones clave para contrarrestar la emergencia climática

10 acciones clave para contrarrestar la emergencia climática

ONU-Habitat propone algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo para contribuir en el combate a la emergencia climática desde el hogar

El cambio climático constituye una amenaza cada vez mayor para el desarrollo y bienestar de la población de todos los continentes del mundo, ya que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero siguen aumentando y, por consiguiente, también la temperatura del planeta.

Además, el nivel del mar sigue subiendo, el hielo del Ártico se está derritiendo y se están produciendo más fenómenos meteorológicos severos, incluyendo sequías e inundaciones prolongadas, entre otros.

Todo esto ha causado que los países del mundo declaren un estado de emergencia climática. De acuerdo con ONU-Habitat, es posible remediar el daño si los se adoptan medidas de inmediato, y propone estas 10 acciones clave que las personas pueden llevar a cabo cotidianamente para combatir esta emergencia desde el hogar:

  • Limitar el uso del automóvil

El transporte, y en especial los vehículos particulares, son el principal contribuyente de las emisiones de gases efecto invernadero, además de que representa alrededor del 64% del consumo mundial de petróleo, el 27% de todo el uso de energía y el 23% de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía en el mundo.

  • Consumir productos locales

Comprar productos locales y de temporada es una opción más ecológica, pues, además de apoyar a las empresas y economías locales, se contribuye a evitar que los camiones conduzcan largas distancias.

  • Utilizar bolsas reutilizables

Al hacer las compras es mucho mejor llevar una bolsa propia, pues cada año se utilizan hasta 5 billones de bolsas de plástico de un solo uso que, además de contaminar el océano y el medio ambiente, pueden aumentar la transmisión de enfermedades como la malaria al obstruir las alcantarillas.

  • Desenchufar aparatos electrónicos

Aunque los aparatos electrónicos estén apagados o sin usar consumen energía eléctrica si están enchufados.
Los hogares consumen un 30% de la energía mundial, y entre menos energía se utiliza, menos se necesita producir. Aunque existen fuentes de energía respetuosas con el medio ambiente, el cambio debe provenir de los clientes finales (residentes, empresas, industrias) que deben controlar su consumo.

  • Reciclar

Reciclar papel, plástico, vidrio y aluminio produce ahorros sustanciales de recursos y ayuda a evitar que los vertederos crezcan. Además se evita afectar a los peces y otros animales, pues el 80% de los plásticos nunca se descomponen completamente, simplemente se vuelven cada vez más pequeños hasta que son ingeridos por ellos.

  • Comer menos carne

La producción de la carne produce más emisiones de gases de efecto invernadero que las compañías petroleras más grandes del mundo, además de que contribuye al agotamiento de los recursos hídricos y es el principal impulsor de la deforestación.

  • Apagar las luces

Al apagar las luces en las habitaciones del hogar que no se estén utilizando se ahorra más energía de la que se necesita para encenderla, independientemente del tipo de bombilla.

  • Reducir el tiempo de las duchas

Darse duchas más cortas contribuye a ahorrar grandes cantidades de agua, un recurso vital cuya escasez ya afecta a cuatro de cada 10 personas en el mundo.

  • Utilizar ropa ecológica

La industria de la moda es el segundo mayor consumidor mundial de agua, pues se necesitan 10,000 litros de agua para producir solo un par de jeans, equivalente al agua que una persona bebe durante 10 años.
Fabricar ropa nueva a partir de ropa usada es una buena opción para ahorrar agua y reducir desechos.

  • Rellenar y reutilizar botellas de plástico

Cada minuto, 1 millón de botellas de plástico son utilizadas y luego desechadas, creando más de 300 millones de toneladas de desechos de plástico al año que contaminan nuestro medio ambiente.