Search

Ordenar al Insus, reto del próximo gobierno

Román Meyer va por robusto programa de regularización

El equipo que dirigirá los destinos del Instituto buscará cambiarle la cara con la mira de posicionarlo como el jugador que regule el tema de la tierra

La puesta en marcha de una política de suelo efectiva, a través del Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus), será para el próximo gobierno una prioridad. Sin embargo, a decir de José Iracheta, propuesto para encabezar a este Instituto en la siguiente administración, para lograr los objetivos planteados, el gobierno deberá poner en orden al organismo.

En entrevista con Centro Urbano, el futuro funcionario señaló que el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recibirá un Instituto con un panorama lleno de retos. Entre ellos, señaló, desafíos en materia financiera, así como operativa.

“El Insus se encuentra en una situación complicada: financieramente tiene deudas gigantescas, no tiene capacidad como antes la tenía; jurídicamente tiene muchísimos problemas también, tiene una gran cantidad de casos abiertos; desde el punto de vista operativo, habrá que trabajar con el equipo que hoy integra la Institución. Hay que decir que la mayor parte del equipo de trabajo viene de lo que antes era Corett y muchos de los temas son relativamente nuevos”, dijo.

Al respecto, Iracheta señaló que, desde el punto de vista operativo, este cambio deberá ser importante. Por ello, dijo, resulta fundamental cambiar la lógica que trae ahora, en donde este organismo sólo se ha dedicado al tema de regularización y no ha asumido el rol como impulsor de una política de suelo.

“No podríamos decir que el Insus abandonó la función de regulación del suelo. Simplemente no la ha tomado. En un inicio, Corett estuvo diseñado para regularizar y es lo que hacía. Para bien o para mal, pero era su función. A partir de la transformación y el cambio a Insus el mandato es distinto, pero no se ha incorporado porque la dinámica de Corett es muy fuerte y parece que ha sido difícil de romper”, apuntó.

En este marco, Iracheta reiteró que uno de los retos del equipo del nuevo gobierno será poner orden en el organismo. Subrayó que esta meta será importante con la mira de alcanzar los objetivos contemplados.

“Veo dos retos: el primero, poner en orden a la institución, reducir esa deuda y esa carga financiera tan grande que tiene; y reducir la problemática legal que tiene. Y estamos armando un equipo fuerte de trabajo para que se dedique a esos temas. Y el otro reto es desarrollar al equipo de trabajo, al equipo que ya está ahí, y al equipo que se incorpore para que tengamos la capacidad de impulsar todas las propuestas que estamos platicando, de modo que el equipo técnico pueda trabajar estas ideas de las de la política nacional de suelo y al mismo tiempo poner orden al Instituto”, señaló.

Hacia la transformación

José Iracheta destacó que el equipo que conformará a Insus son especialistas que han dedicado gran parte de su vida a atender la problemática en relación a la gestión del suelo. En tal sentido, dijo, se llegará con un trabajo avanzado al 1 de diciembre.

“Ya tenemos un trabajo importante de cara a enfrentar los retos en la materia. Ahora, nada de lo que estamos planteando es nuevo, no estamos inventando el hilo negro. Todo esto es trabajo que mucha gente ha desarrollado por décadas. Lo que buscaremos es retomar el conocimiento que ya se ha generado y darle forma, estructurarlo de modo que sirva para orientar la política pública. Nosotros llevamos trabajando por lo menos todo este año. Contamos con un equipo académico-técnico que nos apoya y lleva toda su vida en el rubro”, apuntó.

El elegido como próximo titular del Insus reconoció que el cambio de gobierno trae consigo una gran oportunidad para dar un giro y ordenar el tema del suelo. Dijo que un punto relevante es que diversos actores de la industria, como desarrolladores y académicos, coinciden en la necesidad de transformar el actual modelo.

“Hay mucho interés, tanto nuestro como de los desarrolladores para trabajar juntos. La gran ventaja que tenemos es que todo mundo trae una convergencia en el diagnóstico; todo mundo independientemente si pertenece al sector público, privado o social, estamos de acuerdo en que el modelo que tenemos ahorita ya dio de sí, y que debemos cambiar o vamos a reventar. Entonces esa es una oportunidad de oro porque nos permite sentarnos y definir qué es lo que funciona y qué no es lo que funciona para  elegir el camino que más nos convenga”, señaló.

Iracheta recordó que el próximo gobierno planteará una política de suelo ambiciosa. Para ello, dijo, desde el Insus se impulsarán dos pilares: por un lado, el Programa Nacional de Suelo, y por otro el Programa de Regularización. Aunado a lo anterior, señaló que las acciones buscarán impactar a nivel municipal, cuestión donde se encuentra una de las mayores problemáticas.

 

 



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.