Search

Construcción del NAIM debe ser económica y segura: CICM

OCDE reconoce avances en NAIM

El colegio recomienda utilizar materiales nacionales y no gastar en acabados de lujo

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es la respuesta para poder atender la demanda de operaciones aeroportuarias, pasajeros y carga, además, fungirá como centro de conexión de vuelos nacionales e internacionales, sin embargo es necesario que la construcción de la terminal sea factible, económica y con seguridad para la navegación aérea, consideró el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) en su dictamen.

De acuerdo con el documento, la opción que presentó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de trabajar simultáneamente en los aeropuertos de la base militar de Santa Lucía y el Internacional de la Ciudad de México, no lograría atender los conflictos de operación ya que no sería posible circular sin restricciones, lo que causaría inseguridad en la navegación aérea.

Por ello, señaló que la construcción del NAIM, en Texcoco, debe continuar dado que las inversiones realizadas tienen que ser respetadas y cumplidas en las fechas comprometidas, “los costos de la obra en construcción deben respetarse ya que fueron en su mayoría, producto de licitaciones internacionales vigiladas por los órganos de gobierno”, señaló.

Sin embargo, aclaró que la fecha estimada originalmente en 2020 para el inicio de operaciones de la terminal no será cumplida, si no que, de no presentarse más inconvenientes, será hasta el 2022, como lo establecieron los responsables de proyecto.

El Colegio recomendó que es urgente determinar las licitaciones faltantes para evitar más demoras en la construcción, así como sobrecostos, a fin de asegurar la construcción para finales del 2021.

Explicó que es entendible que los costos de la construcción hayan aumentado debido a la depreciación en la moneda mexicana frente al dólar, así como a la dificultad que implica construir sobre un suelo  y que ha generado modificaciones al proyecto, con el objetivo de minimizar las deformaciones a corto y largo plazo, también.

Demora se debe al tipo de terreno

En relación al suelo, destacó que se han realizado estudios por parte de las empresas encargadas, investigadores del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Comisión Federal de Electricidad para tener conocimiento del comportamiento del terreno, del cual se estima que habrá hundimientos en las pistas de 13.5 centímetros anuales, “las instalaciones subterráneas requerirán de mantenimiento constante durante toda la vida útil de la terminal”, subrayó.

Además, describió que el impacto urbano en la zona regional de la obra servirá de impulso económico, para ello se requiere de una red de comunicación moderna, “nosotros presentamos estrategias en la generación de planes parciales de ordenamiento territorial en municipios aledaños, a fin de realizar una zonificación de los usos del suelo y evitar la expansión urbana anárquica”, describió.

El CICM recordó que debe haber una coordinación entre las autoridades federales, municipales y capitalinas para que se establezcan nuevas vías de transporte, que sean suficientes y con costo adecuado.

Finalmente, recomendó tratar de reducir el costo en acabados, sin sacrificar las inversiones en materia de instalaciones y sistemas de seguridad, ya que son indispensables para el aeropuerto, “se sugiere evaluar el empleo de materiales nacionales y menos lujosos que algunos de los propuestos.

“Continuar con el NAIM permite rediseñar la zona oriente de la Ciudad de México, con visión de mediano y largo plazo, esta acción incluye aprovechar los terrenos del actual AICM como un detonador de actividad económica, académica, de innovación, de alta tecnología y de servicios ambientales de calidad”, concluyó el dictamen.