Search

Buscan recuperar la memoria histórica de la CDMX

Buscan recuperar la memoria histórica de la CDMX

Colocarán  placas en 200 calles con los nombres antiguos que tuvieron, así como personajes célebres

Héctor de Mauleón y Rafael Pérez Gay, escritores mexicanos, presentaron el pasado martes 13 de febrero su libro ‘200 lugares imprescindibles. Centro Histórico’, en el Museo de la Ciudad de México. El libro consiste en una guía que muestra la memoria y riqueza de la CDMX en un intento por recuperar la labor que alguna vez hizo José Vasconcelos y algunos cronistas de su época, como fueron Luis González Obregón y Artemio del Valle Arizpe.

El libro está dividido en cuatro partes que cubren la ciudad: Centro norponiente, Centro Nororiente, Centro suroriente y Centro surponiente.

La editorial Cal y Arena junto con el Gobierno de la Ciudad de México fueron los encargados de la publicación.

Asimismo, se develaron placas de talavera que serán instaladas en 200 calles y edificios históricos de la capital, en dichas placas estarán los nombres que solían tener así como los nombres de personas que los hicieron parte de la historia. Serán puestas en estructuras como el Edificio Rule, la casa de Hernán Cortés o el hospital del Espíritu Santo, entre otros.

El evento estuvo encabezado por Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno de la CDMX, y contó con la asistencia de Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura capitalino; Patricia Mercado, secretaria de Gobierno; e Irene Muñoz Trujillo, directora general del Fondo Mixto de Promoción Turística.

En la presentación, Héctor de Mauleón destacó que dentro de 13 años la ciudad cumplirá 500 años de haber sido re fundada por Hernán Cortés. “La vieja ciudad conservó en sus calles y esquinas fantasmas que narraban su pasado, entre ellos calles edificios y plazas.” “A principios del siglo XX, las calles perdieron su nombre original y desde esa fecha se perdió la capacidad de leer la ciudad”, explicó el autor.

También comentó los esfuerzos que hicieron por preservar la memoria de las calles y casas de la ciudad. “El último intento serio por preservar la memoria de la ciudad ocurrió en 1928, cuando un grupo de intelectuales convenció al gobierno de colocar placas que contaran la historia de algunas calles. Hace tres años propusimos a Miguel Ángel Mancera revertir 150 años de desmemoria histórica con placas que contarán la historia de lugares de ella; hoy se logra este acto de defensa  de la memoria urbana”, señaló De Mauleón.

Mientras que Rafael Pérez Gay indicó que cuando las 200 placas sean colocadas en sus respectivos sitios, una pequeña parte de la historia podrá ser contada de nuevo.

“Ahora tenemos 200 placas que recuperan un trozo de memoria de la ciudad; una vez que estas placas  se hayan fijado a los edificios y muros de nuestra ciudad, un trozo pequeño y modesto de su memoria quedará restaurado, habrá vuelto de las sombras”, afirmó el autor.