Inicio / Arquitectura / Templo de Puebla, construcción que moderniza la arquitectura colonial

Templo de Puebla, construcción que moderniza la arquitectura colonial

Arquitectura |

Con el objetivo de armonizar con la localidad, el Templo de Puebla tiene influencia de la Colonia y cuenta con elementos locales como la talavera  

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días realiza la jornada de puertas abiertas al público, donde el público en general puede conocer el nuevo Templo de Puebla, construcción que cuenta con decoración y materiales mexicanos.

El nuevo edificio de la Iglesia cuenta con una superficie, en una sola planta, de 3,332 metros cuadrados (m²), la construcción se encuentra un predio de 2.76 hectáreas (ha), ubicado en Los Cipreses, Puebla.

Templo de Puebla, construcción que moderniza la arquitectura colonial Acerca de la construcción, el Élder Juan Pablo Villar explicó que en los Santos de los Últimos Días buscan que cada uno de sus templos cuenten con elementos de la comunidad donde se ubican.

“Los arquitectos y los que trabajan en el Departamento de la Construcción del Templo intentan tomar elementos locales, que el templo sea algo dentro de la comunidad, un edificio en armonía con el entorno (…) en este caso, en Puebla, se trata de la talavera o la cultura incluida en las flores”, comentó.

Al respecto, Guillermo Torres, project manager del Templo de Puebla, detalló que, para respetar esta armonía, el edificio está inspirado en la arquitectura colonial, sin embargo, el diseñó fue modernizado y adaptado a la imagen de la Iglesia.

“En el caso específico de Puebla, hablando de la fachada exterior, tenemos mucha arquitectura del tiempo de la Colonia que hay en el centro de Puebla y que está en otros lugares de Puebla, en algunas de las iglesias y en otros lados, y la hemos llevado y modernizado en nuestro edificio”, platico.

Del mismo modo, Torres señaló que la construcción cuenta con otros elementos que son distintivos o alusivos a la cultura poblana y nacional, por ejemplo, vitrales, bancas y altares con la flor Dalia y que hacen referencia a la talavera. En ese sentido, el diseño de los vitrales artísticos fue realizado por Holdman Studios, en Utah, Estados Unidos y fabricado en talle eres de los Santos de los Últimos Días en Baja California, México.

Guillermo Torres explicó que para la Iglesia y el proyecto fue importante incluir en el Templo de Puebla la talavera poblana ya que es representativo de la zona; además, de que es un material hecho por manos mexicanas.

“La talavera es uno de los toques más específicos de este templo, porque representa a Puebla. La talavera es barro cocido hecho a mano, pintado y decorado a mano. Y así está todo el que tenemos adentro, el que tenemos en los adornos, en las paredes, el que está en las vasijas y en los floreros y el que está en otros lugares, todo es talavera, fabricada y hecha localmente”, indicó.

Templo Puebla, edificio sustentable

Templo de Puebla, construcción que moderniza la arquitectura colonial Por otro lado, Guillermo Torres, detalló que los Santos de los Últimos Días buscan contribuir al medio ambiente, por lo cual, el Templo de Puebla cuenta con sistemas que generan ahorro en recursos naturales.

“Por ejemplo, toda nuestra fachada está hecha con un material que está diseñado para no contaminar el medio ambiente y tiene unos materiales que están colocados en el material, que es un prefabricado local para evitar que la que la contaminación y todo lo que normalmente ensucia las fachadas se pegue, sino que caiga de manera natural, evitando así que tengamos que estar invirtiendo en algunos productos químicos que podrían ser nocivos para limpiar la fachada”, afirmó.

Acerca de los ahorros en los recursos, Torres indicó que el nuevo edificio cuenta con un sistema mediante el cual se recicla el agua de la pila bautismal. Si bien, el Templo de Puebla no cuenta con sistemas solares, el 100% de la iluminación interior y exterior del templo son lámparas de tipo LEED, que son de muy bajo consumo de electricidad.

Finalmente, el project manager del proyecto señaló que el jardín de Templo de Puebla generará una mayor oxigenación de la que anteriormente se producía, ya que antes de la obra, el predio estaba abandonado y no generaba beneficios al ambiente.

“En cuanto al jardín hicimos estudios muy profundos antes de empezar con ambientalistas reconocidos aquí en Puebla, todos locales, y calculamos el carbono a través de ellos que emitía lo que había aquí que estaba abandonado, había árboles muy enfermos, y entonces propusimos un nuevo jardín. Este jardín proveerá oxigenación al ambiente de lo que teníamos aquí, casi al doble y ahorita está empezando, pero una vez maduro en unos seis, siete años más, estará por encima del doble de lo que los árboles que había aquí estaban produciendo de oxígeno”, concluyó.

Cabe señalar que la jornada de puertas abiertas será realizada del 29 de marzo y al 20 de abril; el 19 de mayo, el Templo de Puebla será dedicado para el uso de los miembros de la Iglesia. 

 

Templo de Puebla, construcción que moderniza la arquitectura colonial
Tags

Rebeca Romero


Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas y mostrar publicidad personalizada.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/centrourbano/public_html/revista/wp-includes/functions.php on line 5309