Search

La recuperación temprana para estabilizar al país tras una crisis

La recuperación temprana para estabilizar al país tras una crisis

La recuperación temprana abarca la restauración de servicios básicos, medios de vida, refugios, gobernabilidad, seguridad y Estado de Derecho

Cuando un país sufre una crisis por un conflicto o desastre natural, entra en un proceso de transformación dentro del periodo de tiempo de la transición, que se refiere al lapso de tiempo inmediatamente posterior al desastre. La recuperación temprana es la respuesta a este proceso de transformación, e inicia después de la respuesta inmediata frente a la crisis.

De acuerdo con ONU-Habitat, la recuperación temprana es el restablecimiento de la capacidad de las instituciones nacionales y las comunidades para recuperarse de una crisis, entrar en la transición y evitar retrocesos, y abarca la restauración de servicios básicos, medios de vida, refugios, gobernabilidad, seguridad, Estado de Derecho, medioambiente y dimensiones sociales.

La respuesta inmediata ante el desastre se centrará en establecer acciones para salvar vidas, pero cuanto antes de inicio el proceso de recuperación, éste será más corto y efectivo, y permitirá estabilizar las áreas afectadas lo más pronto posible.

El propósito principal de la recuperación temprana es generar y/o reforzar procesos sólidos y sustentables de apropiación nacional para la estabilización tras una crisis, y cuenta, además con tres objetivos generales:

  1. Aumentar las operaciones de la asistencia de emergencia basadas en programas humanitarios para garantizar que sus contribuciones se conviertan en activos para el desarrollo a largo plazo y, por tanto, fomenten la autosuficiencia de las poblaciones afectadas y ayuden a reconstruir los medios de vida, a través del restablecimiento y fácil acceso a servicios esenciales, entornos necesarios para la reconstrucción de medios de vida, niveles básicos de seguridad colectiva y humana, entre otros.
  2. Apoyar iniciativas de restauración espontáneas por parte de las comunidades afectadas y cambiar la dinámica de los riesgos y conflictos, a través del fomento y fortalecimiento de las capacidades gubernamentales para dirigir la planificación y programación de la recuperación temprana y de las capacidades de autoayuda de la población afectada, entre otras.
  3. Establecer las bases para una recuperación a largo plazo, a través de la pronta evaluación de las necesidades, planificación y movilización de recursos para la recuperación, además de la creación de alianzas entre comunidades y autoridades, y la identificación y fomento de un sistema institucional capaz, con roles y responsabilidades claros que facilite la integración de la recuperación al proceso de desarrollo.