Search

Día Mundial de la Población 2019, por el derecho a la planificación familiar

Día Mundial de la Población 2019, por el derecho a la planificación familiar

El Día Mundial de la Población pretende crear conciencia sobre cuestiones como explosión demográfica, igualdad de género y pobreza extrema

 

El Día Mundial de la Población se estableció a través del entonces Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (hoy Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)) en 1989, con motivo de que en ese mismo año, la Tierra alcanzó los 5,000 millones de habitantes.

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 11 de julio como el Día Mundial de la Población, buscando aumentar la conciencia sobre cuestiones relativas a la población, como explosión demográfica, planificación familiar, igualdad de género y pobreza extrema. El Día se celebró por primera vez el 11 de julio de 1990 en más de 90 países.

“La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es el plan que ha adoptado el mundo en pro de un futuro mejor para todos en un planeta sano. El Día Mundial de la Población es la ocasión de reconocer que la misión guarda una estrecha relación con las tendencias demográficas, entre ellas el crecimiento demográfico, el envejecimiento de la población, la migración y la urbanización”, menciona António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, en un comunicado sobre la celebración de 2019.

Este año, la celebración se enfoca en los asuntos que quedan pendientes de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, llevada a cabo en 1994 en El Cairo, Egipto, específicamente en el reconocimiento de la planificación familiar como un derecho humano.

“Pese a los progresos en la reducción de la mortalidad materna y los embarazos no planeados, aún quedan muchos problemas por resolver. En todo el mundo observamos un retroceso de los derechos de las mujeres, en particular los relacionados con los servicios de salud esenciales. Las complicaciones del embarazo siguen siendo la principal causa de muerte entre las niñas de 15 a 19 años. La violencia de género, que tiene sus raíces en la desigualdad, sigue causando estragos”, señala el mensaje de António Guterres.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), líder mundial para aumentar el acceso a la planificación familiar, apoya este derecho humano mediante el abastecimiento seguro y continuo de anticonceptivos de calidad, el refuerzo de los sistemas de salud nacionales, el apoyo a políticas en este ámbito y la recolección de datos.

En este sentido, la ONU establece nueve estándares para ejercer el derecho a la planificación familiar:

  • Sin discriminación: La información y los servicios de planificación familiar no deben restringirse por motivos de raza, sexo, idioma, religión, afiliación política, origen nacional, edad, situación económica, lugar de residencia, discapacidad o estado civil.
  • Disponibilidad: La información y los métodos anticonceptivos deben estar disponibles en cantidad y variedad suficiente para todos.
  • Accesibilidad: Los países deben garantizar que los productos y servicios de planificación familiar sean accesibles físicamente y asequibles para todos.
  • Aceptabilidad: La información y servicios de métodos anticonceptivos deben proporcionarse de manera digna, respetando tanto la ética médica moderna como la cultura de las personas que reciben atención.
  • Calidad: La información sobre planificación familiar debe comunicarse claramente y ser científicamente precisa.
  • Toma de decisiones: La asesoría integral en materia de reproducción permite que cada persona tome decisiones con la información necesaria, de forma independiente, sin presiones, coerción o tergiversación y rechaza opciones inapropiadas.
  • Privacidad y confidencialidad: Todas las personas deben disfrutar del derecho a la privacidad cuando buscan información y servicios de planificación familiar.
  • Participación: Los países tienen la obligación de garantizar la participación activa e informada de las personas en las decisiones que los afectan, incluidos los problemas de salud.
  • Responsabilidad: Los sistemas de salud, los sistemas educativos, los líderes y los legisladores son responsables de los esfuerzos para hacer realidad el derecho humano a la planificación familiar.