Search

E-commerce impulsa desarrollo inmobiliario industrial

E-commerce impulsa desarrollo inmobiliario industrial

Aunque en México incrementa el número de compradores en línea, todavía el porcentaje es bajo respecto a otros países

Las empresas de comercio electrónico o e-commerce impulsan el desarrollo del mercado inmobiliario industrial, ya que incrementan la demanda de espacios de almacenamiento y distribución, los cuáles están ubicados, principalmente, en parques industriales para aprovechar su infraestructura.

La consultora inmobiliaria CBRE dio a conocer que la Zona Metropolita del Valle de México es la principal receptora de este tipo de empresas debido a su ubicación estratégica, conectividad y capacidad de naves.

“Tan sólo a finales del primer trimestre de 2018 este rubro representó 64% de las transacciones en la capital del país, mientras que a nivel nacional fue de 33.3%. Este tipo de compra venta requiere de naves tres veces mayores que la demanda tradicional de otro tipo de empresas; además, la distribución y logística han generado 30% de la demanda industrial de los últimos custro años, con 3.5 millones de metros cuadrados (m²)”.

Para estas empresas la ubicación es fundamental, ya que la mitad de los costos de toda la cadena de suministro y distribución corresponde a la transportación, otro 20% a inventario; por lo que para reducir costos y tiempos, las empresas buscan espacios que ya tengan todas las amenidades, en lugares de fácil acceso y con conexiones a las principales ciudades.

Cambios en la distribución

CBRE explicó que el vínculo entre el comercio electrónico y los bienes raíces creció por el cambio en la cadena de distribución, pues los vendedores tenían un proceso sencillo con una plataforma de distribución regional, después los productos se llevaban a diferentes bodegas y finalmente a los puntos de venta.

“Con el e-commerce la cadena se hizo más compleja porque no hay un modelo único de logística. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) existen diversas formas de comercialización, como el dropshipping, es decir, las empresas venden productos de terceros y no son las encargadas de la entrega; el almacén subcontratado, con los servicios de un proveedor; el almacén propio, en el que todo es operado internamente. La distribución debe contemplar el posible retorno de las mercancías, con una cadena de logística a la inversa”.

E-commerce mexicano

Este tipo de transacciones han tomado mayor relevancia en México en los últimos años, entre 2016 y 2017 las operaciones con tarjetas de crédito y débito en sitios de e-commerce incrementaron más de 100% en número y 66% en monto de transacción.

En el primer trimestre de este año hubo 78% más transacciones y 54% más en el monto de éstas respecto a los mismos meses de 2017.

“El e-commerce gana terreno entre los consumidores nacionales, aunque aún está por debajo de otros países, como China, Corea del Sur y Estados Unidos, estas naciones registraron porcentajes de compradores en línea de entre 16 y 23%, pero en México esta cifra sólo es de 1.7%; sin embargo, se espera que la proporción incremente debido a la llegada de nuevas empresas”.

Finalmente, los formatos más populares son el marketplace, consiste en la intermediación entre diferentes vendedores; retail, con la venta de productos propios bajo stock; subastas, se ofrecen productos y gana el que ofrezca más, en la suscripción se contrata a un proveedor por una cuota fija mensual.

 



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.