Search

Rescatan el único río vivo en la CDMX

Rescatan el único río vivo en la CDMX

Concluyen trabajos de casi 400 millones de pesos destinados al Río Magdalena  

Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad México, anuncia saneamiento a lo largo de 20.9 kilómetros del Río Magdalena, que beneficiará a 160,000 habitantes de la región.

Nace en el centro de la Palma y desemboca en  Coyoacán; abastecedor de varios sectores de la ciudad y con solo el 20%  de su agua sustentable para el uso del ser humano, estuvo a cargo del saneamiento para su conservación y funcionamiento como uno de los principales abastecedores de la región y único afluente de agua superficial que queda en el país.

El gobernador declaró que el simple hecho de que se trate de un río vivo, enfatiza la importancia de que este sea una prioridad para el gobierno, no solo por la conservación, sino por lo que el río representa en el funcionamiento de la ciudad y los enormes beneficios que trae consigo para el medio ambiente.

El ‘Proyecto Integral de Rescate’ que  fue dirigido por Sistemas de Aguas de la Ciudad de México(Sacmex) inició en 2010 y fue elaborado en tres etapas que consistieron en la rehabilitación del colector marginal, una conexión  de descargas domiciliarias entre los ríos Magdalena y Eslava, la elaboración del colector Teximoloya junto con el desazolve de la presa Anzaldo y finalizó con el término del colector perimetral de la prensa Alzado, incluyendo el cruce de Periférico.

El mandatario capitalino declaró que este fue un proyecto discreto. “Se ha venido haciendo de manera silenciosa. En la parte lateral del río que permite que mantengamos limpio el afluente, y en la parte que va acompañando el cauce del río se van colocando los colectores”. También se considera como una nueva manera de salvaguardar a los ciudadanos  de inundaciones por lluvia.

Principalmente once colonias se vieron beneficiadas por estas medidas. Se estableció que esto no es el límite, aún faltan más elementos en el proceso de rehabilitación de la presa y las labores de inyección de agua.

“Va a permitir una mitigación ecológica muy importante, se van a terminar con los malos olores que se tenían en toda esta zona; ahora ahí en esta presa, en la Presa Anzaldo, lo que tendremos será agua de lluvia, pero ya no tendremos descarga de aguas que venían, digamos, de toda la parte alta de Contreras”, afirmó el  jefe de Gobierno.