Inicio / Construcción / ¿Por qué hay tan poca participación de las mujeres en el sector?

¿Por qué hay tan poca participación de las mujeres en el sector?

Construcción | Vivienda |

Paulina Prieto aseguró que la pandemia revolucionó el liderazgo de las mujeres en la industria; sin embargo, aun falta el reconocimiento de dicho liderazgo

Durante el panel ‘Industria Incluyente: Los retos’, que se llevó a cabo en el marco del Foro Vivienda y Ciudad: mujeres en acción, expertas dialogaron en torno al papel de las mujeres dentro del sector de la construcción y de la vivienda.

Daniella Guerra Martínez, directora general de Genworth, afirmó que existen diversas circunstancias que abonan a que no haya una participación suficiente de las mujeres en el sector de la construcción.

Principalmente, hay una barrera cultural en donde la mujer es mucho más activa en los temas de la casa. “Tenemos que cambiar esta forma de pensar culturalmente; hacer que todos participen en el hogar para ayudar al desarrollo de las mujeres en la vida laboral”.

De igual manera, existe falta de credibilidad sobre el potencial que tiene la mujer para ayudar a desarrollar las empresas.

“Hemos demostrado con estadísticas que, si tienes a una mujer participando en el sector laboral, realmente estás añadiendo valor a la empresa. Tenemos que empezar también a poner en el radar el que las mujeres aportan mucho más y desarrollan mucho más de lo que hoy se piensa”, dijo Guerra.

Por su parte, Elda Capetillo, directora general de Construidea, señaló que hay muchos roles dentro de la industria de la construcción que se cree que son masculinos; sin embargo, las mujeres son capaces de realizar cualquier tipo de trabajo.

“No hay trabajos masculinos y trabajos femeninos. Yo creo que ha sido un paradigma que ha estado en la vida de todos nosotros, de que la mujer no puede cargar esto, la mujer no puede mover esto; y la verdad no somos nada frágiles, al contrario, somos bien fuertes”, consideró.

Asimismo, destacó la importancia de incluir a las mujeres en los desarrollos y en los proyectos de vivienda; pues son ellas las que más han estado en la casa, y pueden darle la importancia que merece cada área del inmueble.

Paulina Prieto, vicepresidenta de Crédito Hipotecario y Automotriz de Scotiabank, aseguró que la pandemia por Covid-19 revolucionó el posicionamiento de liderazgo femenino; no obstante, aún falta el reconocimiento, no sólo de hombres sino de las propias mujeres. Esto porque todavía se tiene la percepción de que el liderazgo femenino es más débil que el masculino.

En su participación, María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), subrayó que en las empresas públicas se tiene menos del 8% de participación de las mujeres; y solo un 2.2% de consejeras independientes.

“Eso nos demuestra que en realidad nos están invitando a cuentagotas. O sea, hay muchísimas empresas, de las más grandes de México, que siguen sin pensar en tener una mujer que pueda apoyar, complementar y ver las cosas distintas; y siento que tenemos que abrirnos paso”, aseveró.

En tanto, Florencia Estrada, vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), mencionó que el sector inmobiliario sí hay mucha participación femenina, pero a nivel de ventas; pues las mujeres tienen la capacidad de enfatizar con las necesidades de vivienda de cada familia.

Sin embargo, indicó que cada vez hay más mujeres en puestos importantes, y afirmó que el liderazgo y la profesionalización no tienen género.

“Es importante que nosotras mismas nos creamos eso y empoderar a las mujeres, que se crean que ellas pueden. Eso es lo que a nosotros nos tocaría, ayudarles a crecer, porque hay muchísimo talento en México”, expuso.

Finalmente, Cristina Porras, directora de Comercialización de Hey Banco de Banregio, declaró que hay poca representación femenina en la industria de la vivienda y de la construcción porque muchos de los cargos de liderazgo requieren ciertos conocimientos técnicos que no se adquieren en carreras consideradas ‘para mujeres’. Por eso es importante impulsar a las niñas a que no le tengan miedo a estudiar carreras ‘para hombres’.

La empresaria expresó que las mujeres mexicanas realizamos tres veces más trabajo no remunerado que los hombres, pues tienen que cuidar de la casa y los hijos. “No es un tema de aspiraciones, no es un tema de que no queramos o de que no nos la creamos; es un tema de que, si tienes que hacer el home schooling con los niños, llegar a lavar los trastes y todo eso, pues obviamente no vas a poder estar enfocada también en el crecimiento de una carrera”.

Tags

Fernanda Hernández

Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.


Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas y mostrar publicidad personalizada.