Search

Las dos caras de la moneda en el sector inmobiliario industrial

las-dos-caras-de-la-moneda-en-el-sector-inmobiliario-industrial

El sector industrial tuvo dos facetas: los centros logísticos gozaron de gran apogeo en la pandemia, el manufacturero resintió fuertemente el parón económico

La firma Solili llevó a cabo una revisión sobre la dinámica del sector inmobiliario industrial en lo que va del año. En este análisis encontró que, justo cuando termina la mitad del 2020 el sector encuentra una serie de elementos a considerar para poder emitir pronunciamientos sobre lo que puede venir:

  • El semáforo epidemiológico deja de ser rojo en varias entidades de la república, lo que permite el reinicio de actividades económicas con ciertas restricciones.
  • La pandemia hizo que las inversiones inmobiliarias industriales tuvieran comportamientos diferentes como respuesta a la redefinición de las cadenas de suministro en la producción.
  • El T-MEC ha entrado en vigor; esto permite, según Solili, abrir una oportunidad para nuevas inversiones industriales.

Estos elementos, y la cuarentena en la que se encerró al país en el marco de la Jornada Nacional de Sana Distancia impactaron de distintas maneras a los dos subsegmentos del sector inmobiliario industrial: el manufacturero y el logístico.

Sector industrial manufacturero, el afectado

Solili recordó que las principales ciudades de la república cuentan con mercados industriales que si bien tienen espacios manufactureros y logísticos, en la mayoría de los casos, se especializan solo en uno.

En este tenor, reconoció que la industria manufacturera es a quien peor le fue en esta pandemia, y con ello la consecuente reducción en la demanda de espacio; las razones descritas son las siguientes:

  • Colapso de la cadena de valor
  • Parálisis de la producción
  • Disminución del consumo

A nivel urbano, Solili encontró que las ciudades con espacio industrial especializado en manufactura, y por ende, más afectadas en la demanda de espacios, fueron las del Bajío y fronterizas del noroeste del país, entre otras: San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Tecate, Mexicali, Saltillo y Puebla.

Sector logístico, impulsa su auge

Por otro lado, el sector industrial logístico encontró en la pandemia la oportunidad para continuar creciendo y, de esa manera, impulsar la demanda de espacios logísticos.

A nivel espacial, la ciudad, por excelencia logística, fue la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. Le siguieron las ciudades con una composición mixta en la especialización de los espacios industriales y que, conviene mencionar, son las siguientes ciudades en tamaño poblacional después de la capital: Monterrey, Guadalajara, la fronteriza Tijuana y Querétaro.



Integrante del equipo editorial en Centro Urbano. Egresado de la carrera de Economía (preespecialidad en Desarrollo Regional) en el IPN y de Matemáticas Aplicadas y Computación en la UNAM. Apasionado de los temas inherentes al desarrollo urbano-regional y estudios formales -e informales- sobre la ciudad y la economía urbana.