Search

Oficinas flexibles reducen contaminación en ciudades

Oficinas flexibles reducen contaminación en ciudades

Un análisis de Regus señala que en 16 países se podría ahorrar hasta 3,500 millones de horas de traslado 

Contar con un modelo flexible de trabajo podría ayudar a urbes como la Ciudad de México y la zona metropolitana a reducir sus niveles de contaminación ante emergencias como la actual contingencia ambiental por la que atraviesa esta zona del país.

De acuerdo con un estudio realizado por Regus, empresa multinacional dedicada a la renta de oficinas virtuales y coworking, contar con espacios de trabajo más flexibles ayudan a mejorar la movilidad de la gente en la ciudad y el tránsito vehicular.

“Si se incrementara el uso de espacios de trabajo flexible en el mundo laboral y empresarial, se reducirá los niveles de dióxido de carbono a 214 millones de toneladas al año para el 2030, equivalente a la cantidad de carbono que absorberían 5.5 mil millones de árboles en un lapso de 10 años”, señala la firma en un comunicado.

En ese sentido, la firma destaca que países como el Reino Unido ya analiza ahorrar 7.8 millones de toneladas de CO2 para el 2030, con al ahorro de 115 millones de horas de traslado al trabajo cambiando una forma de trabajo flexible.

En tanto, Estados Unidos se perfila como el país con mayor ahorro de emisiones de carbono anual para el 2030 con casi 100 millones de toneladas de CO2 y 960 millones de horas en transporte a su trabajo.

“Con un medio ambiente en crisis, ofrecer una forma de trabajo flexible no solo es algo urgente a nivel personal y empresarial, sino algo que también beneficiaría al planeta”, agregó Mónica Sansores, vicepresidenta de Regus en México.

El análisis de Regus señala que el trabajo flexible aportará más de 10,000 millones de dólares a la economía de 16 países, cifra que representa más que el PIB actual de Japón y Alemania en conjunto, además de permitir un ahorro de más de 3,500 millones de horas en traslados al trabajo.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.