Search

¿Por qué se celebra el Día del Albañil y la Santa Cruz el 3 de mayo?

¿Por qué se celebra el Día del Albañil y la Santa Cruz el 3 de mayo?

Organizaciones como la Fundación Construyendo y Creciendo han ayudado a miles de trabajadores de la construcción a concluir sus estudios en México 

Cada año, como marca el calendario católico, el 3 de Mayo se celebra la “Fiesta de las Cruces” o de la “Santa Cruz”, fecha en la que se conmemora el hallazgo de las reliquias religiosas en la ciudad de Jerusalén, en donde murió Jesucristo.

Dicha fiesta coincide con una de las celebraciones más populares del país, el Día del Albañil, en el que cientos de trabajadores de la construcción adornan cruces con flores, papel, mandas e imágenes, para que los protejan día a día en sus actividades.

¿Pero de dónde viene esta fiesta?, ¿Cuál es la relación con la celebración de los albañiles? Cuentan varios relatos de historiadores que para el Siglo IV d. de C., el emperador Constantino libró una batalla contra su rival Majencio, lucha que dio libertad a los cristianos y puso fin a un periodo largo de persecuciones.

La noche anterior al enfrentamiento, Constantino tuvo una epifanía durante un sueño donde vio una cruz luminosa en los cielos y una voz que decía “Con este signo vencerás”. De inmediato ordenó colocar la cruz en sus batallones y resultaron vencedores.

Como signo de respeto, su madre Elena que era cristiana, pidió a su hijo realizar una expedición para hallar la cruz donde murió crucificado Jesús de Nazareth, en el Monte del Calvario; tras varias excavaciones, por fin dieron con las reliquias, que tras varias pruebas según relatos bíblicos lograron identificar la de Cristo a través de un milagro.

Desde entonces, el 3 de Mayo se conmemora como la Fiesta de las Cruces, la Cruz de Mayo o de la Santa Cruz. La razón por la que esta celebración cristiana se hizo popular en México y varios países de habla hispana tiene que ver con el sincretismo cultural y religioso de la Conquista. 

En nuestro país coincide con las plegarias que hacían los labradores, agricultores y trabajadores del campo que realizaban rituales y sacrificios a la fertilidad, las cosechas y la comunidad. Con el paso de los años, estas actividades se fueron reduciendo y los hombres empezaron a dedicarse a otras labores como la construcción y la albañilería.

Entonces la celebración se hizo para pedir a la Santa Cruz que los proteja y los ampare ante los peligros a los que se exponen los trabajadores en su trabajo, día con día. Es por eso que cada año vemos a cientos trabajadores celebrar con festines, bailes, misas y arreglos florales desde tempranas horas en el corazón de cada obra.

Construyendo futuro 

Otra forma de celebrar el trabajo de cientos de albañiles, trabajadores de la construcción y profesionales de la obra es a través de la profesionalización, que brinda herramientas para mejorar sus condiciones laborales y de vida, así como la de sus familias. 

Tan sólo en México, de cada 100 albañiles, 47 no completó ningún grado de estudios. De ahí que iniciativas como la de la Fundación Construyendo y Creciendo hayan iniciado una campaña para acercar educación a los trabajadores agremiados, para terminar sus niveles básicos de estudios.

Hasta 2019 la Fundación ha beneficiado a más de 23,349 trabajadores y graduado cerca de 6,751, además la organización ha logrado una mayor cobertura de 110 aulas en estados como Aguascalientes, Ciudad de México, Estado de México, Yucatán, Chiapas, Jalisco, Morelos e Hidalgo.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.