Search

‘Día mundial del Hábitat’ promueve políticas de desarrollo urbano

'Día mundial del Hábitat' promueve políticas de desarrollo urbano

Los compromisos asumidos por muchos países incluyen medidas para la gestión de los desechos a fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

Cada año, el primer lunes de Octubre se celebra el Día Mundial del Hábitat, el cual tiene como propósito recordar la disposición de ONU-Hábitat de promover políticas de desarrollo urbano que garanticen asentamientos adecuados para la población en todas las ciudades.

Este año, el tema es la gestión de residuos municipales, el cual pretende hacer énfasis en el objetivo 11.6 de los Objetivos de Desarrollo sustentable (ODS), el cual se centra en reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, priorizar en la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales.

Se estima que diariamente se producen 0.8 kilogramos de residuos por persona en todo el mundo, por lo que, para 2025, se espera que la cantidad de desechos generados se triplique a 5.9 millones de toneladas anuales; este problema se debe al aumento en el consumo y a las ineficientes estrategias de gestión.

Esta mala gestión conlleva a que los municipios inviertan casi el 70% de su presupuesto en cuestiones como el barrido de calles, inversión para los equipos y contratación de personal. Por otro lado, se generen  una serie de problemas como inundaciones, contaminación del agua y océanos a partir de la erosión de vertederos costeros; además la acumulación de desechos crea un ambiente propicio para roedores e insectos transmisores de enfermedades.

Además, la quema de desechos y los vehículos que los transportan a los vertederos, aumentan la contaminación del aire y contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero; estas emisiones procedentes de los residuos sólidos, representan aproximadamente el 3 % del total mundial.

Para dar solución a estos problemas, ONU-Hábitat propone en el Día Mundial del Hábitat los siguientes puntos:

  • Todas las ciudades, independientemente de su tamaño y capacidad financiera, pueden mejorar su situación actual de gestión de residuos sólidos para convertirse en ciudades con manejo responsable de sus desechos, reducir el costo operacional y, al mismo tiempo, minimizar los impactos negativos sobre la salud y el medio ambiente.
  • Las ciudades y el gobierno nacional deberían empoderar y trabajar con la sociedad civil y las ONG.
  • Las ciudades deben aprender de ejemplos de otras ciudades y examinar cuidadosamente las soluciones tecnológicas implementadas en otros lugares.
  • Las ciudades deberían hacer planes de urbanización estratégicos y a largo plazo, que consideren la generación y manejo de desechos sólidos (incluido el reciclaje), e identifiquen el espacio adecuado para los futuros sitios de rellenos sanitarios.
  • Las ciudades y los gobiernos nacionales deberían diseñar incentivos financieros y de otra índole, que promuevan la transición hacia una economía más circular, basada en el uso de los recursos, el reciclado y la reutilización eficiente, tal como se describe en el ODS 12.5 sobre la reducción de la generación de desechos a través de la prevención, reducción, reciclaje y reutilización.
  • En el futuro, más allá del Día Mundial del Hábitat, ONU-Habitat continuará el diálogo sobre la gestión de desechos sólidos con ciudades, industrias y el sector privado, y explorará cómo trabajar con otros organismos de las Naciones Unidas en la creación de una plataforma conjunta sobre gestión de residuos urbanos para informar mejor a los gobiernos sobre políticas y la asistencia técnica focalizada a través de proyectos específicos. Las ciudades que mejoran su gestión de desechos sólidos y reducen sus gastos en el tratamiento de residuos deben ser reconocidas públicamente como “ciudades que manejan responsablemente sus desechos”. ONU-Habitat espera escuchar más prácticas innovadoras para lograrlo.