Search

Presentan nuevo esquema de cobranza de Infonavit

Con este modelo se espera que los estados más beneficiados sean Nuevo León con más de 70,000 créditos morosos, seguido de Guerrero, Chiapas, Nayarit, Puebla, San Luis Potosí, Veracruz y Jalisco

 

De acuerdo con Isaías González Cuevas, dirigente nacional de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y senador, a partir de este mes, los trabajadores que tengan retrasos en sus pagos hipotecarios ante el Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) podrán inscribirse en el modelo alternativo de cobranza social aprobado recientemente por el Senado de la República.

 

Este modelo evita la pérdida del patrimonio de los derechohabientes o que sean víctimas de acoso u hostigamiento por parte de los despachos de cobranza; en esta alternativa entrarán aquellos que demuestren pérdida de empleo o la disminución de sus ingresos económicos.

 

González Cuevas agregó que entre los estados que más se beneficiarán con el nuevo esquema de cobranza social están Nuevo León que se sitúa a la cabeza con más de 70,000 créditos en morosidad seguido por Guerrero, Chiapas, Nayarit, Puebla, San Luis Potosí, Veracruz y Jalisco.

 

Dicho modelo de cobranza social estará beneficiando a alrededor de 270,000 trabajadores que enfrentan algún grado de retraso en el pago de sus créditos hipotecarios y que representan el 5% del total de financiamientos que maneja el Instituto que hasta el cierre de 2013 sumaban cinco millones 935 mil.

 

El senador destacó que según datos del Infonavit, 180,000 acreditados registran alta morosidad por falta de empleo o ingresos económicos insuficientes, mientras que 90,000 enfrentan un rezago menor y en su mayoría han optado por devolver sus viviendas por  cuestiones diversas como  espacios reducidos o lejanía con respecto a sus centros de trabajo.

 

Por ello, aseguró que se pretende que durante este año el mayor número posible de trabajadores regularicen su situación con el Infonavit sin que pongan en riesgo su patrimonio y que el Instituto sea pieza clave para el impulso del desarrollo habitacional sustentable no sólo aumentado el número de créditos sino que estos amparen una vivienda habitablemente digna y situada conforme a los planes de desarrollo urbano de cada estado y municipio.