Inicio / Opinión / Perspectivas 2023 / Perspectivas económicas 2023

Perspectivas económicas 2023

Perspectivas 2023 | En la opinión de | Opinión |

Por Jorge a. Mendoza Sánchez.* 

 

Agradezco la oportunidad que me brinda Centro Urbano para compartir con ustedes algunas reflexiones respecto al contexto económico que nos presenta el 2023 y sobre la importancia de la inversión en infraestructura y vivienda para la reactivación económica de nuestro país.

Como sabemos, los retos derivados de la pandemia por Covid 19 no son exclusivos para México. Todas las economías del mundo han enfrentado, en mayor o menor medida, el impacto del impasse que la emergencia sanitaria representó y han emprendido acciones de política económica para contrarrestar sus efectos y retornar a niveles óptimos para la inversión, la generación de empleo y el crecimiento.

Aún antes de la pandemia, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y quienes integramos su gabinete económico, hemos conducido todas y cada una de nuestras acciones con criterios claros: Manejo responsable de las finanzas, uso eficiente de los recursos públicos e inversión en infraestructura que genera empleo y bienestar para las y los mexicanos, particularmente para quienes más lo necesitan.

Si bien el panorama económico global continuará siendo complicado durante el 2023, en México tenemos ya indicadores que nos permiten anticipar un escenario más optimista.

En empleo, hemos superado los niveles prepandemia. Al cierre de diciembre de 2022, el IMSS reportó 759 mil empleos más que en febrero de 2020 y el salario recupera su poder adquisitivo: El salario mínimo se ha fortalecido con un incremento de más del 90% respecto al salario mínimo diario de 2018 y el salario promedio está en el nivel más alto de las últimas cuatro administraciones llegando, en diciembre de 2022, a 14,768 pesos[1].

El peso mexicano estuvo entre las tres divisas emergentes más resilientes durante 2022 y la Secretaría de Economía ha informado que la inversión extranjera directa al tercer trimestre de 2022 fue 29.5% mayor al mismo periodo de 2021.

Nuestro Producto Interno Bruto tuvo un incremento de 0.9 % en el tercer trimestre de 2022, cifra superior a la de economías avanzadas como las de nuestros vecinos del norte: Estados Unidos con 0.6% y Canadá con 0.7%, e incluso países de la región como Chile (-1.2%) y Brasil (0.4%).

Los datos de INEGI muestran que la inflación en México, alcanzó sus niveles máximos en 2022 con mejores perspectivas que la mayoría de los países. Podemos anticipar que durante 2023 su descenso será paulatino y que, al menos en el primer semestre, los bancos centrales continuarán con políticas restrictivas. En el caso particular de Estados Unidos, se prevé que durante el primer trimestre de 2023 la Reserva Federal eleve su tasa de referencia en otros 75 pb al rango entre 5.00% y 5.25% y que, aun continuando con esa tendencia, el Banco de México logre estabilizar la tasa en niveles del 11%.

Con nuestro vecino del norte tenemos una relación estrecha e interdependiente caracterizada, en temas económicos, tanto por el dinamismo de nuestro comercio (México es el segundo socio comercial de Estados Unidos, sólo después de Canadá), particularmente en los sectores manufacturero, automotriz y agroindustrial, como por el flujo de remesas que, se estima, podría alcanzar los 58 mil millones de dólares en 2022, principalmente por los envíos de nuestros paisanos en la unión americana.

En el sector automotriz, superada ya la crisis global de microprocesadores y semiconductores, sabemos que la demanda de automóviles persiste, y que nuestro país estará en mejor posición por sus ventajas comparativas y competitivas. Nuestra ubicación geográfica, los costos de producción, la calidad de nuestro capital humano y la inversión en infraestructura que mejora la conectividad y los procesos logísticos, nos hacen también un país atractivo para la inversión de empresas e industria que, siguiendo las tendencias de nearshoring, buscan reorganizar la integración de sus cadenas de producción, reubicando sus plantas, procesos logísticos y de negocio.

México ha mantenido un manejo responsable de sus finanzas públicas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció el pasado mes de noviembre que México cuenta con: Un nivel de deuda pública y déficit públicos guiados por metas fiscales establecidas en ley; un sistema financiero sólido y solvente, y un régimen de tipo de cambio flexible que absorbe eficazmente choques externos y que permite que el déficit en cuenta corriente como porcentaje del PIB se mantenga acotado.

Hemos comentado la relevancia de la inversión en infraestructura para dinamizar el sector de la construcción y particularmente el sector vivienda y es, ante esos retos, que la activa participación de la Banca de Desarrollo y la congruencia de sus acciones resulta trascendental para la reactivación económica. En ese sentido, me complace compartir algunos de los avances y resultados de las instituciones que tengo el honor de dirigir:

Hemos logrado consolidar a Banobras como el quinto banco del sistema financiero. Su cartera muestra un crecimiento del 24% respecto a la cartera de diciembre de 2018 y el otorgamiento acumulado en la Administración alcanza los 486 mil millones de pesos, 34% de dicho otorgamiento se ha destinado, de manera prioritaria, a la región sur-sureste. En 2020, el otorgamiento alcanzó los 157 mil millones de pesos; el más alto en la historia del Banco, demostrando su importancia como herramienta contracíclica. A través del acceso a financiamiento y el apoyo del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), Banobras continúa participando en los proyectos prioritarios de la Cuarta Transformación y mantiene su liderazgo en el financiamiento para proyectos de infraestructura que generan bienestar y como aliados de estados y municipios en el fortalecimiento de sus finanzas públicas e inclusión financiera municipal.

Hemos convertido a Sociedad Hipotecaria Federal en un Banco rentable, logrando en 2022 las utilidades más altas en su historia. Hemos promovido el acceso a vivienda adecuada, abatir el rezago habitacional e impulsar la inclusión financiera, buscando crear ciudades sostenibles, resilientes, más vivibles para las y los mexicanos. En lo que va de la presente administración se ha logrado la colocación de 270 mil millones de pesos y durante 2022 se alcanzó la segunda más alta en la historia de la Institución. SHF ha ampliado su cobertura con 545 mil acciones de vivienda, de las cuales el 44% se localizan en la zona sur-sureste una región históricamente desatendida.

Atendiendo a la instrucción del Presidente de la República, en ambas instituciones continuamos trabajando para contribuir al desarrollo de infraestructura y vivienda que generen bienestar para las y los mexicanos.

[1] Remuneración mensual promedio de trabajadores asegurados en el IMSS.

*Jorge A. Mendoza Sánchez

Director General, Banobras/SHF

Twitter: @jorgemendozas

 

Tags

Columnista invitado


Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas y mostrar publicidad personalizada.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/centrourbano/public_html/revista/wp-includes/functions.php on line 5309