Search

Estima DMI ligera recuperación para los usos mixtos en 2021

Estima DMI ligera recuperación para los usos mixtos en 2021

El director general de Grupo DMI indicó que, en el occidente del país, el desarrollo de proyectos inmobiliarios sufrió una desaceleración importante; sin embargo, no se detuvo

El 2020 fue un año complicado para la industria inmobiliaria en general, pues la pandemia por Covid-19 forzó el cierre de comercios y centros de trabajo para frenar la curva de contagios, lo que causó una severa crisis económica en el país.

En el caso del sector de los usos mixtos, Eduardo Leaño, director general de Grupo DMI, destacó que ya se reportaban cifras a la baja desde 2019 y, si bien el mercado no se detuvo completamente, sí hubo muchos menos proyectos de lo que se tenía planeado.

“No fue lo que esperábamos. Ya venía sintiéndose, desde el 2019, un poco más flojo. El 2020, con todo el tema de la pandemia y lo que ya veníamos arrastrando del 2019, no fue un buen año para muchos proyectos”, dijo.

El directivo destacó que, desde el inicio de la pandemia, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, las autoridades mantuvieron mucha comunicación con los desarrolladores inmobiliarios. De esta manera, se implementaron diversas estrategias sanitarias que beneficiaron al estado y a la ciudad; ya que se evitó el detenimiento de la industria, como sucedió, por ejemplo, en la Ciudad de México.

“Si bien no era un tema previsto, sí se pudo manejar adecuadamente, con resultados mejores que en cualquier otro estado de la República. Y eso también ayudó a que, en el caso de la economía de los desarrolladores, se dieran efectos negativos, pero menos dramáticos que en otros lados”, indicó.

De manera que, en el occidente del país, la economía y el desarrollo de proyectos, no sólo de usos mixtos, sufrió una desaceleración importante; sin embargo, no se detuvo.

“Los proyectos siguieron, cuando menos en escritorio, avanzando en trámites, en definición de mercados y de productos, pero no a la misma velocidad. O sea, sí bajamos el ritmo y sí hay un impacto importante, pero no se paró la economía, se sigue trabajando”, puntualizó.

Escenarios

Con respecto a los próximos meses, Leaño consideró que tomará algún tiempo para que los proyectos atrasados se realicen. No obstante, si la economía lo permite, se prevé un ligero repunte para este sector en 2021, no a los niveles que se registraban en 2018 y 2019, pero sí mejor que el año pasado.

El empresario mencionó que uno de los principales retos para este 2021 y los próximos años será cuidar y mantener los proyectos de usos mixtos que ya se encuentran terminados y operando; así como brindar apoyo a los diferentes usos para que puedan subsistir tras la crisis.

Por otro lado, respecto a los proyectos nuevos y que se encuentran en desarrollo, el reto será encontrar la manera para concretarlos; además de ser cautelosos en los usos que se incluirán en cada desarrollo, pues actualmente, giros como las oficinas o los hoteles han sido severamente dañados por la pandemia.

“Si la economía se estabiliza, repunta y las cosas que todos queremos se dan, puede ser que 2022 y 2023 sean mejores, definitivamente, que el 2020, e incluso que el 2021. Yo lo que sugiero es que estemos atentos a los cambios en los mercados y que sigamos desarrollando proyectos para tenerlos listos tan pronto los signos económicos permitan iniciar”, expresó.

En este sentido, el Director de Grupo DMI subrayó que se debe ser muy cauto en cuanto a los proyectos a desarrollar, y definir muy bien el concepto de lo que se quiere incorporar en el uso mixto, y no actuar sin tener información cuantitativa y cualitativa.

Asimismo, estimó un buen año para la vivienda, en todas sus modalidades, pero en específico en el segmento de interés social. De igual manera, el comercio y las oficinas, dos sectores que han sido severamente castigados por los efectos de la crisis sanitaria, se recuperarán en los próximos meses.

“Creemos que las oficinas volverán; volver a las oficinas es un tema de comportamiento humano. El tema del home office es bueno, pero creemos que no es lo ideal, uno debe tener interacción, tener contacto con sus colegas, las ideas nacen de esas pláticas que se generan. En Guadalajara no fue tan dramático el tema como en la Ciudad de México, aquí no cerramos; las oficinas operaron todo el tiempo, con ciertas restricciones de densidad y de horarios, pero lo bueno fue que no hubo un cierre total. Entonces, las oficinas en su momento volverán, tal vez no con el empuje que traíamos”, expuso.

Finalmente, Eduardo Leaño adelantó que Grupo DMI está por abrir una división industrial, además de que continúan con el desarrollo de proyectos comerciales, de oficinas y hoteles. Por ejemplo, Acuarela, en Guadalajara, que albergará espacios de vivienda vertical, oficinas corporativas, área comercial y un hotel; así como Punta Tiburón, en Veracruz; y El Campanario y La Espiga, en Querétaro.

“Estamos realmente pensando en abrir nuevas ciudades, creo que hay un tema que probablemente no nos demos cuenta, pero la economía del país ha crecido muchísimo y hay muchas oportunidades. Hay ciudades que necesitan productos inmobiliarios innovadores, productos diferentes, y son las que vamos a buscar”, concluyó el director de DMI.

Este texto se incluye en la edición 78 de Revista Inversión Inmobiliaria



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.