Search

Crédito a la vivienda registra tendencia a la baja: BBVA

credito-a-la-vivienda-registra-tendencia-a-la-baja-bbva

BBVA señaló que el crédito a la vivienda, junto con los créditos al consumo y al sector privado acentúan su caída en el mes de agosto

BBVA Research dio a conocer el estado en el que se encuentra la colocación de crédito al sector privado no financiero, mismo que se compone de crédito al consumo, a la vivienda y al sector empresarial.

El centro de investigación de la institución financiera reveló que aunque a agosto de 2020 el crédito vigente otorgado por la banca comercial al sector privado creció 2.7% a tasa anual nominal, este crecimiento es menor que el de 4.9% de julio y muy inferior al que se registró en agosto de 2019 mismo que se situó en 8.9 por ciento.

Crédito a la vivienda se ralentiza

Para agosto de 2020, según datos de BBVA, el saldo de la cartera de crédito vigente otorgado por la banca comercial a la vivienda observó un crecimiento del 8.6% (4.4% real).

La ralentización se observa cuando se compara con las variaciones de meses previos. En julio el crecimiento fue del 9.0% y en agosto de 2019 fue de 11.0%.

Cabe mencionar que, aunque también el sector del crédito a la vivienda ha observado una tendencia a la baja es, de los 3, el menos afectado. Esto debido a que los efectos de la dinámica económica se ven en el sector inmobiliario con cierto rezago temporal.

“La cartera de crédito hipotecario mantiene una tendencia a la baja, pero significativamente menos pronunciada que la observada en el crédito al consumo y a las empresas […]

Falta lo peor

BBVA Research señaló que esta ralentización obedece a la dinámica laboral (decadente) que se registró desde mediados de 2018. En esa línea, el saldo de créditos otorgados a la vivienda se espera que se ralentice aun más como consecuencia de la pérdida masiva de empleos en los últimos 24 meses.

“El impacto negativo asociado a la pérdida de empleos aún no se refleja de lleno sobre el desempeño de la cartera hipotecaria, principalmente por el rezago con que el empleo permanente impacta el desempeño de este tipo de financiamiento.

“La desaceleración que se ha observado hasta ahora estaría asociada a los primeros efectos de la reducción en el crecimiento del empleo registrada a partir de la segunda mitad de 2018, por lo que a esta reducción irá agregándose el pobre desempeño del empleo formal acumulado en los últimos 24 meses”.

Crónica de la desaceleración de crédito al sector privado

BBVA Research detalló la razones por las que el crédito ha entrado en un proceso de desaceleración generalizada en los tres rubros en los que se divide.

En primera instancia señaló que el sector privado, al reducir sus ingresos por concepto de ventas y a un entorno complicado para aventurarse a invertir han desestimado contraer deuda en el corto plazo.

“La debilidad en los ingresos por ventas de bienes y servicios aunada al deterioro de las condiciones para invertir han afectado negativamente la demanda de financiamiento bancario por parte de las empresas, perdiéndose con ello uno de los principales motores de impulso al crédito para el sector privado”.

En el caso del consumo, la pérdida de empleos y la reducción masiva en la capacidad de pago han hecho que se reduzca la solicitud de créditos.

“El crédito al consumo ha entrado en una franca desaceleración derivada del efecto de la pérdida de empleos, que reducirá tanto la base de clientes potenciales como la capacidad de pago de los hogares”.



Integrante del equipo editorial en Centro Urbano. Egresado de la carrera de Economía (preespecialidad en Desarrollo Regional) en el IPN y de Matemáticas Aplicadas y Computación en la UNAM. Apasionado de los temas inherentes al desarrollo urbano-regional y estudios formales -e informales- sobre la ciudad y la economía urbana.