Search

¿Cómo le fue al Programa de Mejoramiento Urbano en la evaluación del Coneval?

como-le-fue-al-programa-de-mejoramiento-urbano-en-la-evaluacion-del-coneval

El Coneval llevo a cabo la evaluación del Programa de Mejoramiento Urbano en su vertiente de Planeación Urbana y Ordenamiento Territorial

El Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social en México (Coneval) dio a conocer los avances y retos que enfrenta el Programa de Mejoramiento Urbano en su vertiente de Planeación Urbana, Metropolitana y Ordenamiento Territorial (PUMOT).

En general, el Consejo encontró una opinión positiva en torno a la implementación del programa por parte de las instancias ejecutoras y los organismos especialistas dedicados al tema, sobre todo porque cubre una necesidad no atendida previamente que es: apoyo para la realización o actualización de instrumentos de planeación urbana.

La evaluación ve con muy buenos ojos la coordinación que se genera entre la instancia ejecutora (los gobiernos locales, ya sea estatales o municipales) y la unidad responsable. Esta ultima brinda seguimiento y acompañamiento durante el proceso de elaboración del plan. Todo ello confluye en que existan los elementos para que los objetivos del programa se cumplan exitosamente.

“Esta interacción se considera el punto central del programa pues garantiza que el plan resultante contenga todas las características que se necesitan: identificación de necesidades, equipos de trabajo con especialistas, elaboración tanto de un diagnóstico integrado del territorio como ciudadano y definición de estrategias de proyectos prioritarios”.

Cabe añadir que la existencia de un organismo planeador como el Instituto Municipal de Planeación, Metropolitano de Planeación u Observatorio Ciudadano, según la información presentada, permite hacer más fluidos los trámites técnicos y administrativos, en comparación con administraciones que no los tenían.

Los municipios que más lo necesitan no se enteraban del Programa

Entre los principales hallazgos que realizó el Consejo mencionan que los municipios más alejados o con deficiencias en la infraestructura de comunicación no se enteraban a tiempo de la convocatoria para realizar una solicitud. Resulta particularmente interesante porque son estos los municipios que mas precisan de instrumentos de planeación.

En ese contexto, reconoció la pertinencia de solventar este desafío con el envío de oficios de invitación a estos municipios, acción que se implementó desde el proceso de difusión de 2019 y que continuará en adelante. Esto le dio muchos puntos al Programa, añadió el Coneval.

“En particular, en este tipo de municipios, el seguimiento y acompañamiento antes y durante el proceso de elaboración del plan de ordenamiento que brindó la unidad responsable fue muy apreciado por los beneficiarios y percibida como un valor agregado del programa”.

Mejoramiento Urbano coordinado

Coneval también hizo énfasis en trabajar de manera coordinada entre los municipios que forman parte de zonas metropolitanas con intención de trabajar en planes de ordenamiento. Es importante aprovechar los trabajos realizados al interior de cada región con el fin de ahorrar cargas de trabajo, abundó.

“Se observó la existencia de un municipio con un IMPLAN que no había participado en la solicitud para la obtención del subsidio y que tenía poca comunicación con el organismo que estaba elaborando el plan de ordenamiento para la zona metropolitana, lo que impidió que se utilizara información que poseía este IMPLAN”.

Así funciona el PUMOT

La institución evaluadora recordó que Sedatu sustentó el programa con una investigación en 2019, en la que se detectó que 75% de los municipios del país tiene un rezago en materia de planeación. En cuanto a administración estatal, 15 entidades también se encuentran rezagadas. A nivel metropolitano, reportaron que 41 de 74 zonas metropolitanas no contaba con un instrumento de planeación territorial.

Como respuesta a esa deficiencia, nació el Programa de Mejoramiento Urbano-PUMOT cuyas tareas son el otorgamiento de subsidios monetarios para la elaboración o actualización de instrumentos de planeación territorial en dos niveles de gobierno y a nivel conurbado.

  • Programas Estatales de Ordenamiento Territorial y Desarrollo (POETDU).
  • Planes o Programas Municipales de Desarrollo Urbano (PMDU).
  • Programas Metropolitanos en el caso de las zonas metropolitanas.

Cabe precisar que los recursos se asignan según la escala administrativa de la que se trate:

  • A nivel municipal: el máximo es de 5 millones de pesos
  • A nivel estatal: Máximo 2 millones de pesos
  • 500,000 pesos extra en caso de contar con alguna institución local de planeación y/o de ordenamiento territorial.

El Consejo explicó el papel que juegan las distintas autoridades, tanto locales como federales en este programa:

Como beneficiarios: Gobiernos locales (municipal o estatal); estos transitan de instancia solicitante a instancia ejecutora (previo convenio con Sedatu y su dependencia planeadora y/u ordenadora del territorio).

Como responsable: la Subsecretaría de Desarrollo Urbano Suelo y Vivienda (SDUV) y el área responsable es la Dirección General de Desarrollo Urbano Suelo y Vivienda (DGDUSV), quien se encarga de la entrega de apoyos y seguimiento a beneficiarios.

El Coneval explicó que su estudio se compone de información obtenida en dos momentos temporales: en 2019, con propósitos de retroalimentación inicial y del 1T2020 cuando se actualizó el análisis del diseño de la información normativa. El trabajo de campo se llevó a cabo en los estados de Michoacán, San Luis Potosí y Yucatán, así como una prueba piloto en el Estado de México.

Coneval habilitó este enlace para acceder al estudio completo: https://bit.ly/3e6hgxA



Integrante del equipo editorial en Centro Urbano. Egresado de la carrera de Economía (preespecialidad en Desarrollo Regional) en el IPN y de Matemáticas Aplicadas y Computación en la UNAM. Apasionado de los temas inherentes al desarrollo urbano-regional y estudios formales -e informales- sobre la ciudad y la economía urbana.