Search

Cómo deben prepararse los agentes inmobiliarios en tiempos de Covid-19

Cómo deben prepararse los agentes inmobiliarios en tiempos de Covid-19

Por Roberto Esses

La pandemia mundial por Coronavirus ha traído un escenario sin precedentes para todos los sectores económicos, incluyendo el sector inmobiliario. Sin embargo, con el paso de los años, siempre ha demostrado ser un sector resiliente. Lo constatamos con la última crisis de salud provocada por la influenza AH1N1, que a su vez venía precedida de la más grande crisis económica mundial desde la Gran Depresión y numerosos cambios de régimen, con sus consecuentes cambios de políticas económicas.

A pesar de todo, la solicitud de créditos hipotecarios no cesa: el Infonavit informó que en el primer semestre de 2020 ha entregado más de 194 mil créditos, contra los 161,375 del mismo periodo del año anterior, mientras que el Fovissste ha formalizado más de 22 mil, un aumento de 3 por ciento en comparación con junio de 2019. Por su parte, la banca, hasta el mes de mayo, había entregado más de 42 mil. De forma paralela, los precios de las viviendas aumentan cada año: en el primer trimestre de este año se registró un aumento de 7 por ciento en promedio respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con cifras oficiales de la Sociedad Hipotecaria Federal.

Es claro que un sector tan importante para nuestro país, que históricamente ha representado alrededor del 6 por ciento del Producto Interno Bruto, y que contribuye con más de 2 millones de empleos, no puede detenerse.

Debemos entender que la restricción de movilidad es sólo física, no podemos detenernos en nuestras actividades, sino al contrario, utilizar todos los recursos disponibles para seguir en el juego y seguir ganando.

Con la llegada de la Nueva Normalidad también ha llegado una nueva era para los agentes inmobiliarios. Si antes los recursos tecnológicos eran una herramienta de apoyo ocasional, hoy deben ser el pilar de nuestro trabajo.

Por ello, es fundamental volvernos expertos en el manejo de las tecnologías y plataformas para conectarnos con los demás de forma remota. Ya no sólo se trata de saber manejar las apps de mensajería y videollamada, también debemos ser diestros en otro tipo de aplicaciones y plataformas como gestores de archivos en la nube, organizadores de agenda y actividades, cotizadores en línea, plataformas de pago en línea, creadores de videos de 360° y conocedores de la realidad virtual, sólo por mencionar algunos.

Y para obtener el máximo provecho de estas herramientas, es indispensable contar con el equipo adecuado. Hace 10 años era un lujo tener un teléfono con cámara integrada o una computadora con cámara web, hoy es una necesidad. Hace 10 años pocas personas en el medio hablaban de términos que nos parecían tan ajenos como RAM, ancho de banda o velocidad de procesador, hoy, si no entendemos cómo funciona un dispositivo electrónico, no podremos escoger el más conveniente para competir en el mundo actual.

La tecnología dejó de ser un mero medio de entretenimiento para los jóvenes. Hoy, estar al tanto de los avances tecnológicos es estar al tanto de tu propio trabajo. La era dorada del papel y la tinta han quedado atrás. Debemos mudarnos a la era digital.

Por eso, los agentes inmobiliarios deben concentrarse hoy más que nunca en su formación continua mediante cursos de actualización permanente. El costo ya no es un impedimento, pues ya existen miles de sitios que ofrecen cursos sin costo. Incluso en plataformas no académicas, como YouTube, encuentras contenido educativo de prácticamente cualquier tema.

Es natural para quienes pertenecemos a una o dos generaciones anteriores a la actual sentirnos preocupados por no encajar en este nuevo mundo, pero eso es bueno. Atendiendo a uno de los tantos adagios del gran científico británico Charles Darwin: “Si no hay dudas, no hay progreso”.

Lo peor que podríamos hacer es aferrarnos a nuestras antiguas formas de trabajo. Es un error esperar que todo vuelva a ser “como antes”, porque ya nada será así.

Por otro lado, hoy en día un agente inmobiliario debe prepararse no solo con herramientas electrónicas, sino también con el desarrollo de sus habilidades interpersonales.

Con las medidas de sana distancia es necesario que los agentes de bienes raíces sepan comunicarse rápida y eficientemente, así como que logren persuadir a sus clientes con mensajes que brinden la información útil, todo a través de canales de comunicación, como llamadas y videollamadas, que pueden ser tan impersonales que incluso se prestan a malos entendidos.

Permítanme cerrar con otro gran adagio de nuestro citado científico, tal vez el que más ha trascendido en la historia: “No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio.”

Roberto Esses

Director General de Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay.