Search

¿Cómo vamos en el Infonavit?

Por Carlos Martínez

El día de ayer el Presidente de la República rindió un informe a los mexicanos sobre cómo van las acciones de transformación del país.

A prácticamente 19 meses de iniciada la nueva administración del Infonavit me gustaría hacer un balance de avances y pendientes.

Avances

1. Uno de los objetivos que nos pusimos desde el periodo de transición fue aliviar la carga financiera de las familias. Por eso diseñamos el programa “Responsabilidad Compartida” que ayuda a las familias a cambiar sus créditos de Salarios Mínimos a pesos y hacer un descuento al saldo, además de congelar la mensualidad en lo que resta de vida del contrato de crédito. Al cierre de 2019, 186 mil familias se beneficiaron y los descuentos al saldo sumaron cerca de 48 mil millones de pesos. Este 2020, a partir de este segundo semestre se espera beneficiar a más de 100 mil familias.

2. En ese mismo objetivo, hicimos el programa “90/10” para descontar el último 10 por ciento del crédito a quienes ya habían cubierto el 90%. Este programa benefició a 53 mil familias el año pasado. Ahora, a partir de agosto se cambia el programa para que cuando se haya pagado más del 80% del crédito se pueda buscar la liquidación anticipada con un descuento pari passu por parte del Infonavit. Con ambos programas, realizamos más reestructuras que en los últimos años, confirmando la vocación social del Infonavit.

3. En cuanto al manejo de la cartera, hace poco escribí sobre cómo transparentamos las finanzas del Infonavit. Pero es importante mencionar que desde el principio decidimos eliminar estrategias de cobranza que eran posiblemente violatorias de derechos procesales de los acreditados y se suspendieron las subastas de vivienda. Esto ha permitido incorporar una visión más humana y sensible que se materializa en el modelo de cobranza social del instituto, siempre se debe de buscar la forma en que el acreditado pueda pagar. También, después de 5 años se reactivó la entrega de escrituras adquiridas antes de 2007. Asegurar el patrimonio familiar y confiar que pueden pagar si tienen cómo hacerlo, ahí radica el cambio.

4. Se debe destacar que en 2019 se colocaron 521 mil créditos, y en lo que va del 2020 se han otorgado 194 mil al cierre de junio. En la estrategia de crédito se deben destacar innovaciones como “Unamos Créditos”, que permite que personas sin relación jurídica puedan unir sus cuentas de ahorro para sacar un crédito. Este esquema que se lanzó en febrero de este año ha permitido que se vendan 5,371 viviendas y que se reconozca la pluralidad de las formas de familia que hay en México. Lo importante es que el ahorro de los trabajadores sirva para incrementar el patrimonio.

5. Desde el diagnóstico que hice en la transición me percaté que el gasto operativo del Instituto se había incrementado, sobre todo entre 2017 y 2018. Por eso, en 2019 cerramos el año con ahorros de 5 mil millones de pesos, y este año hemos hecho un programa que permitirá ahorrar cuando menos 1,800 millones de pesos. En la medida en que costamos menos a los trabajadores somos más eficientes y podemos dar un mayor rendimiento a la cuenta de ahorro. Esto se complementa con los cambios internos para tener una estructura más eficiente y un nuevo código de ética.

6. Hemos hecho un esfuerzo importante para atender a población no atendida o simplificar procesos. Por ejemplo, junto con el IMSS estamos devolviendo de forma automática el dinero a jubilados que contaban con recursos en el fondo 72–92, lo que representa más de 1,200 millones de pesos entre abril de 2019 y mayo 2020. O el programa “Infonavit Sin Fronteras” para que los migrantes puedan pagar los créditos de familiares con sus remesas. El reconocimiento de víctimas de desaparición forzada para no seguirles cobrando los créditos. O la inclusión de la población LGBT+ en los programas de crédito.

7. Finalmente, durante la emergencia sanitaria COVID-19 hemos apoyado a quienes más lo necesitan de manera oportuna. Desde el 25 de marzo de 2020 se aprobaron medidas para que los trabajadores que perdieran el empleo se mantuvieran vigentes con las hipotecas o quienes pagaban por su cuenta pudieran diferir pagos, en este rubro se han beneficiado 235 mil acreditados al 30 de junio. También hemos permitido que más de 29 mil empresas puedan diferir sus cuotas de aportación patronal y con esto ayudar a preservar 2.2 millones de empleos. Estas medidas se extenderán hasta el 31 de agosto de 2020.

Pendientes

Hay algunas tareas que he propuesto y que por razones de distinta índole no se han concretado. Aunque están en proceso, es importante reconocer el hecho porque finalmente son necesidades de la gente.

  • Si bien ya se hizo del conocimiento de los órganos de gobierno la intención de bajar la tasa de interés de los créditos, sigue en análisis para preservar la salud financiera del fondo y seguir dando rendimientos a los ahorradores.
  • Todavía hay muchas quejas de atención al público, desde tiempos de espera hasta caídas en la página de Mi cuenta Infonavit. Cada que me llega un tuit al respecto me siento frustrado. Hemos avanzado pero necesitamos ser más resolutivos.
  • Hemos avanzado en la publicación de los datos a través del nuevo Sistema de Información Institucional. Sin embargo, no hemos avanzado al interior para que aprovechemos mejor los datos que tenemos para la toma de decisiones. Estamos arrancando laboratorios de análisis de datos para mejorar.
  • El crédito de autoproducción de vivienda se ha retrasado, pero espero que se otorguen los primeros créditos de este tipo en el último cuarto del año. Esta es una necesidad no atendida en la que debemos avanzar.
  • El programa de recuperación de vivienda abandonada que arrancamos en diciembre 2019 con SEDATU, va lento. Ya se firmaron los primeros convenios con Mexicali, Tijuana o Juárez pero falta avanzar más rápido para ver un cambio en el territorio.
  • Firmamos un convenio con la UIF, pero es importante avanzar en la implementación de medidas anti lavado de dinero, como lo hacen el resto de las instituciones financieras del país.

Aunque hay temas que no van en el tiempo propuesto, me siento satisfecho de ir avanzando a paso firme y sin descanso en beneficio de los trabajadores, quienes son los dueños del fondo.

 

Carlos Martínez

Director General del Infonavit