Search

Sector hipotecario se fortalece ante las crisis: Enrique Margain

Sector hipotecario se fortalece ante las crisis: Enrique Margain

Margain Pitman aseguró que, a pesar de las diferentes crisis por las que ha atravesado el país, el sector hipotecario será siempre un jugador a favor de la economía de las familias

Enrique Margain Pitman, director ejecutivo de Crédito Hipotecario de HSBC, aseguró que el sector hipotecario bancario se ha fortalecido tras las diversas crisis que han afectado al país; mismas que pusieron a prueba al sistema financiero nacional y la capacidad de las naciones para hacer frente a circunstancias desconocidas.

En este sentido, el sector hipotecario se ha convertido en un ejemplo de resiliencia y detonador de sinergias positivas.

El directivo recordó las crisis a las que este sector se ha enfrentado en las últimas dos décadas:

El nuevo milenio

A principios del año 2000, y como consecuencia de la crisis económica de 1995, el otorgamiento de créditos hipotecarios era insuficiente; por lo que las familias tenían un acceso limitado al financiamiento para la compra de una vivienda.

Frente a este panorama, los productos hipotecarios tuvieron que evolucionar, y pasar de tasas variables a tasas fijas durante la vida del crédito; con las que los bancos asumían el riesgo de mercado en caso de incremento en el costo del dinero, y se permitía a los clientes conocer con exactitud el monto a pagar de su hipoteca cada mes.

De esta manera, el crédito creció como detonador de vivienda media; además de que se crearon nuevos destinos y se diseñaron productos con los Organismos de Vivienda (ONAVIS); que permitían aprovechar el Saldo de la Subcuenta de Vivienda y utilizar las aportaciones patronales del 5% del salario de trabajador como anticipos de capital.

Gracias a esto, se logró un acceso histórico al crédito en beneficio de personas que antes estaban excluidas del mercado crediticio y se potenció el desarrollo del mismo.

Crisis financiera de 2008 y brote de influenza H1N1

En 2008 se presentó la denominada crisis de las hipotecas subprime; es decir, hipotecas no tradicionales; resultado de la aplicación de criterios de otorgamiento laxos con respecto a la documentación y comprobación de ingresos. Esta crisis global también alcanzó al sector hipotecario bancario de México.

Poco después surgió la pandemia de influenza H1N1, que afectó todavía más la economía y algunos sectores clave, como el comercio y el turismo.

De acuerdo con Margain, el aprendizaje de ambos eventos se tradujo en el diseño correcto de los productos; la importancia de un análisis de crédito responsable en el que se alineen los intereses de los clientes y el banco; y la aplicación temprana de una gama amplia de productos de reestructura. Y esto permitió la continuidad en el otorgamiento de crédito.

Sismos de 2017

Tras los sismos de septiembre de 2017, se hizo evidente la escaza penetración de los seguros de daños; pues los que tenían un crédito hipotecario fueron los mejor preparados para recuperar parte de lo invertido en su vivienda.

Por ello, se realizó un análisis entre bancos y compañías aseguradoras; a fin de robustecer los seguros de daños y garantizar mayores niveles de aseguramiento para proteger el patrimonio de las familias.

Covid-19 y caída de los mercados globales

La pandemia de Covid-19 trajo nuevos y grandes retos, que han obligado a la sociedad a practicar el aislamiento para evitar que el número de contagios crezca. Sin embargo, esto ha ocasionado un detenimiento en diversas actividades de la industria, y, por consiguiente, un escenario económico complejo.

No obstante, “enfrentamos este nuevo reto con un sector hipotecario sólido; con instituciones de una gran vocación social y fortaleza económica como son el Infonavit, Fovissste y la Sociedad Hipotecaria Federal. Además, se cuenta con una banca comercial robusta que ha logrado desarrollar productos y procesos acordes a las necesidades de la población; así como un fuerte vínculo con las autoridades y el resto de los actores de la industria”, destacó el directivo de HSBC.

Agregó que, en este contexto, es fundamental continuar con la producción de vivienda; y, para lograrlo, un aspecto crítico es la continuidad en el financiamiento. De este modo, los programas de diferimiento de mensualidades y otros esquemas anunciados por las ONAVIS y la banca comercial son muy importantes para ayudar a las familias sin comprometer su economía y el desarrollo futuro del sector.

“Como en otras crisis, el sector hipotecario continuará siendo un jugador a favor de la economía de las familias mexicanas. Es desde el hogar que retomaremos energías para regresar más fuertes; y la importancia del sector hipotecario es tan relevante que, una vez más, detonará los activos para seguir adelante superando la crisis en turno”, finalizó Enrique Margain.



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.