Search

Infonavit va por la transformación de unidades habitacionales

Infonavit va por la transfromación-Revista Vivienda-Bernardo Altamirano-Infonavit

El organismo buscaría atacar de fondo el fenómeno de la vivienda abandonada y plantar una nueva visión en el tema de las casas recuperadas

Para atender el reto de la vivienda abandonada, la apuesta del Infonavit en los años venideros tiene que ver con la regeneración de conjuntos habitacionales. La meta será atender la problemática desde una visión integral, y rehabilitar no sólo las casas recuperadas, sino las unidades habitacionales para erradicar de fondo los elementos que propician el abandono.

De acuerdo con el subdirector general de Administración de Cartera del Infonavit, Bernardo Altamirano Rodríguez, la idea del Instituto es generar proyectos integrales y cambiarles la cara a conjuntos que hoy carecen de infraestructura, servicios y en términos generales se encuentran deteriorados.

En esa lógica, aseguró que la meta del organismo es dar un giro en la manera que se aborda el tema de las casas recuperadas. Con esta visión de regeneración urbana, el Instituto buscará garantizar que las viviendas que se recuperen puedan volverse a colocar en el mercado en optimas condiciones, con entornos de calidad y eliminar el riesgo de abandono.

“Hoy en el Infonavit se está discutiendo con buena perspectiva y con buenos ojos, una serie de propuestas que estamos impulsando para replantear lo que se hace en materia de vivienda recuperada. Esto implicará un viraje importante al modelo de subastas y macrosubastas.

“Buscamos impulsar modelos de transformación de unidades habitacionales en aquellos fraccionamientos donde exista un número concentrado y consolidado de viviendas abandonadas/recuperadas que permita tener acciones de alto impacto. Y, en segundo lugar, regresar a modelos de venta individual de vivienda recuperada”, indicó.

Plan de acción

De acuerdo con lo explicado por el funcionario, para impulsar esta visión, el organismo identificaría los polígonos que son susceptibles de intervención. En este caso, como lo citó el Subdirector, conjuntos con un número de viviendas abandonadas/recuperadas por el Instituto que permitan tener margen de acción.

Una vez definido el polígono, el Infonavit realizaría, a través de terceros, un diagnóstico sobre la situación del conjunto habitacional. La intención sería identificar principales problemáticas.

Ya con este documento en mano, el organismo elaboraría un Plan Maestro, en donde se definirían las acciones a impulsar en cada polígono. Esto implicaría definir qué tipo de infraestructura le hace falta al conjunto. Incluso, identificar oportunidades de proyectos para generar valor y solventar así las intervenciones.

Es preciso destacar que en este caso, los proyectos se realizarían con la participación de privados. La idea sería asignar polígono por desarrollador, o bien, generar alianzas.

“Vamos a partir de un diagnóstico integral de los polígonos susceptibles de intervención; a partir de este diagnóstico, se va a elaborar un plan maestro participativo, el cual se va a elaborar entre la Sedatu, nosotros como Infonavit y el municipio que corresponda. Después, con mecanismos competitivos, se seleccionarán a los proveedores. Se pedirá al desarrollador que proponga el caso de negocio de cómo se va a comercializar; cómo se va a desplazar la vivienda; cómo se va a ampliar la explotación dentro de ese polígono que permita generar mayores recursos para la comunidad, y que sea un negocio rentable, y que esto permita destinar recursos para los programas de regeneración que correspondan”.

Trabajo local

En esta dinámica, el Subdirector señaló que la coordinación con las autoridades municipales será fundamental. Y es que, dijo, se necesitará agilizar procesos en proyectos que se tenga que realizar un cambio de uso de suelo, por ejemplo.

“Esta parte es fundamental; resulta indispensable que los municipios, que los acuerdos que estamos planteando con ellos y con la perspectiva y con la experiencia de los operadores in situ, aprovechemos para impulsar cambios al uso del suelo que permitan ampliar las explotaciones que amerite cada uno de estos fraccionamientos y cada uno de estos polígonos, para que revitalice la vida social a partir de un propio incentivo comercial y de desplazamiento de la vivienda”.

La intención, subrayó Bernardo Altamirano, es impulsar proyectos completos, que permitan generar valor y a partir de ahí, financiar las intervenciones.

“Si en común acuerdo establecemos con el municipio que vamos a cambiar una zona dentro de un fraccionamiento para transformarla de modelo horizontal a vertical, pues eso también replantea el alcance del negocio y la mejora de la explotación.

“Uno de los aspectos es diseñar estrategias de inversiones de negocios en locales, considerando las necesidades y oportunidades que se identifiquen, desde centros comerciales, servicios, en fin, muchos otros aspectos que son los que hay que poner sobre la mesa para que también permitan ampliar la explotación dentro de los polígonos que amerite”.

Prioridad 2020

El funcionario detalló que la intención del Instituto es comenzar en 2020 con esta nueva visión. Añadió que este temas es piroridad para el Infonavit en el año.

“Es un proceso evolutivo y progresivo, desde la perspectiva de ir enfocando el conocimiento adquirido y de ir viendo cómo van avanzando los diferentes fraccionamientos. Estamos buscando arrancar en los municipios de mayor concentración de vivienda recuperada, y estamos partiendo de convenios con los alcaldes o alcaldesas; estamos poniendo en blanco y negro compromisos muy específicos de qué es lo que van a hacer ellos en materia de reordenamiento del uso de suelo, de proyectos de servicios públicos y, de nuestra parte, lo que vamos a hacer con la vivienda; la Sedatu, desde el punto de vista de la regulación (…)

“Es el momento de transformar la industria de la vivienda recuperada y rehabilitada, hacia una visión de recuperación urbana y social. Sabemos que el viraje es difícil y va a ser, sobre todo, un poco lento en el momento en el que está arrancando”.

De acuerdo con declaraciones previas realizadas por Carlos Martínez, director general del Infonavit, en una primera etapa, el organismo tendría detectadas 170,000 viviendas que son susceptibles de intervención. Estas unidades se dvidirían en 46 poligonos.

En este sentido, el funcionario expuso que la idea planteada “es concursar esos polígonos con la Iniciativa Privada para que algún empresario le entre a recuperar todo el conjunto completo. Ya no serán por pedacitos. Tienen que entrar a recuperar el espacio habitacional y el espacio público; incluso hacer un nuevo proyecto y en todo caso contemplar tirar estas casas, lo que corresponda, pero la idea es hacer una recuperación urbana integral de esos 46 polígonos iniciales”.



Editor en Jefe de Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.