Search

Habitantes de Campeche a favor de posible relocalización por Tren Maya

Habitantes de Campeche a favor de posible relocalización por Tren Maya

ONU-Hábitat entrevistará a más vecinos de las localidades aledañas a las vías del Tren Maya en Campeche, para analizar su situación y continuar con las obras

ONU-Hábitat, que trabaja en el proyecto de mejoramiento urbano y habitacional alrededor de las vías del Tren Maya en Campeche, informó que el equipo local se ha entrevistado con varias familias para conocer sus situaciones, preocupaciones y propuestas ante una posible relocalización.

Hasta el momento, el organismo ha contactado con un total de 119 personas (67 mujeres y 52 hombres) de los barrios de Camino Real, Santa Lucía y Bellavista. De ellas, un 84% asegura estar a favor de una posible relocalización; mientras que el 16% revela su disconformidad con esta decisión.

Entre las personas a favor, destaca la idea de que el Tren Maya supondrá beneficios económicos para el estado de Campeche; así como una mejora en las condiciones de vida de las familias y su seguridad ante posibles descarrilamientos.

En estas comunidades, el paso cotidiano del tren causa afectaciones a la infraestructura de las viviendas; cuyas paredes y cimientos se refuerzan periódicamente. Sin embargo, esto también implica un riesgo para las niñas y niños que juegan en las inmediaciones o acuden a la escuela primaria ubicada en la zona.

“Llevo 39 años viviendo en Camino Real. Me duele tener que dejar mi casa. Compré la vivienda, puse mi negocio y vivo de las ventas, de la gente del barrio. Irme a otro lado es volver a empezar; pero estoy consciente de que es para la mejoría de Campeche, para la mejoría de nosotros mismos. El paso del tren rompe los vidrios de la casa y cuartea los techos. Corremos riesgo. Es mejor estar fuera de la vía”, señaló una de las vecinas.

Otra de las razones para cambiar de residencia es la necesidad de ordenar la situación jurídica de las viviendas; ya que algunas casas pertenecieron originalmente a una única propiedad. En otros casos, se negocia la posibilidad de una permuta en otra ciudad.

Por otro lado, los vecinos que manifestaron su rechazo a una posible relocalización, aseguran que sus casas fueron construidas antes que la vía; por lo que insisten en su negativa a abandonarlas.

“Ya tenemos cinco generaciones viviendo en la propiedad que nos legaron mis abuelos. Tenemos 82 años en este trazo. (…) No quiero vender la casa porque aquí está mi raíz, aquí está mi tradición”, mencionó una mujer.

No obstante, algunos vecinos subrayaron la necesidad de que se lleve a cabo una negociación justa para dar su consentimiento a una relocalización; la cual excluya el traslado a casas de interés social en la periferia; o la entrega de viviendas con un valor inferior al de la vivienda actual.

Otra de sus demandas contempla las necesidades específicas de la población; sobre todo, de quienes se desempeñan en la pesca y requieren movilizarse cerca del área tanto en los momentos de actividad pesquera, como para el resguardo de sus embarcaciones durante eventos meteorológicos.

ONU-Hábitat anunció que continuará con las entrevistas a más vecinos de estas comunidades; a fin de asegurar un proceso de negociación exitoso que satisfaga sus necesidades y preferencias; a la vez que permita la liberación de la traza y, con ello, la materialización del proyecto Tren Maya, con sus consiguientes beneficios de empleos y conectividad para Campeche y otros estados del Sureste.



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.