Search

Infonavit se reúne con la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados

Carlos Martínez, del Infonavit, se reúne con la Comisión de Vivienda

El titular del Infonavit anunció que se establecerá un modelo de crédito más barato; así como un nuevo esquema de tasas de interés para los trabajadores con menos ingresos

Carlos Martínez Velázquez, director general del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), se reunió con la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, que preside el diputado Carlos Torres Piña.

El directivo informó que este 2020 se destinarán 20,000 millones de pesos, junto con la banca privada, para promover políticas contracíclicas ante la situación económica; además, destacó que los programas Unamos créditos y Cuenta Infonavit+ crédito bancario, contribuirán a tener liquidez e impulsar la vivienda social.

“La reestructuración y el acceso al crédito son una buena inyección de dinero en la economía”, dijo.

Asimismo, anunció que, por acuerdo de los tres sectores que integran el Infonavit, se establecerá un modelo de crédito más barato y un nuevo esquema de tasas de interés para los trabajadores con menos ingresos; el cual entraría en vigor en octubre próximo, con el objetivo de redireccionar el gasto y mejorar el entorno urbano.

Por otro lado, el titular del Infonavit señaló que, para fortalecer la colaboración entre los sectores público y privado, se recuperarán 650,000 viviendas abandonadas en todo el país; y a partir de junio próximo se empezarán a otorgar créditos respecto a esta modalidad.

Precisó que, de las 650,000 viviendas abandonadas, se analizó cuáles pueden recuperarse y son viables, de acuerdo con la situación jurídica y de violencia. Explicó que algunos inmuebles dejaron de usarse por estar en zonas de riesgo, y otros tienen distintas situaciones legales que les impiden ser recuperados; sin embargo, en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), 170,000 viviendas abandonadas serán recuperadas durante el presente sexenio.

Finalmente, el funcionario aseguró que se reducirán gestiones y promoverán las ventanillas únicas para trámites de construcción y cambiar el préstamo a pesos; además, se eliminaron créditos en zonas de riesgo y se exige a las alcaldías, como obligatorio, que los servicios públicos estén completos.

Mencionó que se trabaja en el diseño de créditos específicos que aminoren la inequidad de las mujeres en el acceso a la vivienda, que buscarán mitigar las desigualdades estructurales; debido a que las trabajadoras tienen discontinuidad laboral por los embarazos y cuidado de sus hijos, y reciben menos salarios, por lo que tardan 10 años más en pagar sus préstamos.

De igual manera, apuntó que se trabajará en la reestructuración de créditos; ya que se encontraron un millón de éstos en donde los trabajadores no aumentaron su percepción y no han podido ponerse al corriente, debido a que la tasa de interés subió, pero su salario no, lo que provocó un desfase.

“Se requiere modificar el esquema para reestructurar las deudas, pero no se puede porque la ley fija 30 años; restricción que hace más caro el préstamo y debe ajustarse legalmente. Porque la gente se acerca y quiere pagar su casa de acuerdo a su capacidad económica y no con mensualidades caras”, concluyó.