Search

Desarrollo vertical detona mercado inmobiliario en Tijuana

Desarrollo vertical detona mercado inmobiliario en Tijuana

El mercado de rentas ha jugado un papel importante para el desarrollo y comercialización en esta ciudad fronteriza 

La falta de terrenos y el bajo presupuesto destinado a obra pública por parte del gobierno, han propiciado que el desarrollo inmobiliario de la ciudad de Tijuana se verticalice cada vez más.

Alida Gaxiola Caballero, especialista en avalúos de la división Noroeste de Tasvalúo, explica a Centro Urbano que desde 2014 se ha registrado este crecimiento, y a la fecha se han construido casi 60 edificios, principalmente proyectos residenciales.

Gaxiola Caballero señaló que este crecimiento se puede ver reflejado en el monto captado por el número de avalúos realizados en la ciudad, a pesar de que de 2018 a 2019 el número de avalúos pasara de 11,700 a 11,400.

«Si bien no significativamente en el número de avalúos, sí en el monto de los mismos, lo cual indica que cada vez se edifican viviendas para adquirientes con mayor poder adquisitivo», explicó.

La especialista agregó que, de acuerdo con datos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), la mayoría de los desarrolladores locales han optado por la construcción de proyectos medios y residenciales, además de estos factores, por el incremento de la demanda generada por el mercado de renta.

«Mientras que en San Diego, la renta mensual de un condominio oscila en los 2,000.00 dólares, en Tijuana es de 900.00 dólares promedio», destacó Gaxiola Caballero.

En cuanto al tipo de clientes que buscan estos espacios en Tijuana, destacó que en su mayoría son profesionistas, tanto de Estados Unidos como mexicanos, que buscan principalmente rentar.

Ventajas de la verticalidad

Frente a este escenario del mercado, Luis Leirado Campo, director general de Tasvalúo, indicó que la arquitectura vertical tiene varias ventajas.

“Por ejemplo, la movilidad y cercanía, ya que los edificios se ubican en zonas urbanas céntricas o estratégicas, que generan mayor plusvalía», explicó.

Otra ventaja, dijo, es que este tipo de espacios habitacionales mejoran la calidad de vida, al ubicarse en centros urbanos, y contribuyen con el medio ambiente, sin afectar zonas verdes como en proyectos de expansión horizontal.

«Tijuana se ha convertido actualmente en un destino no solo para visitar sino también para vivir, razón por la cual existe una necesidad de vivienda que ha generado demanda», concluyó.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.