Search

Seamos claros, se acabó el subsidio federal: Martínez

Carlos Martínez-Subsidio-Federal

Carlos Martínez destacó que se debe dejar de culpar a la falta de subsidio por los problemas del sector

El reto para el país no es buscar cómo revivir el subsidio federal en vivienda, sino cómo crear subsidios más inteligentes, a la medida de cada entidad y contexto urbano, señaló Carlos Martínez, director general del Infonavit.

Al encabezar la firma de un convenio de colaboración con el gobierno de Puebla, con el que se implementará en el estado el nuevo modelo de subsidio popular, el Director General del organismo destacó que debe quedar claro que el subsidio federal como había operado hasta el año pasado se terminó. Añadió, se debe dejar de responsabilizar a la falta de este apoyo por los problemas que enfrenta el sector vivienda.

Hay que dejar de culpar a la falta de subsidio federal por los problemas que enfrenta la industria. Y menos tratar de ligar, de forma engañosa, el desempeño del Instituto con éste, que era un factor exógeno. Porque el instituto va en línea con las metas que se había propuesto. Esto no quiere decir que no enfrentemos retos, pero los retos que enfrentamos no son los que dominan la discusión pública.

“Por ejemplo, hoy el reto no es cómo revivir un subsidio federal que, entre otros saldos, arrojó cientos de miles de viviendas abandonadas en todo México y un déficit enorme en el sur-sureste, sino cómo hacer que los subsidios, como el que firmamos el día de hoy, sean más inteligentes y a la medida de cada entidad y cada contexto urbano”, indicó.

Subsidio distorsionador

Carlos Martínez destacó que el subsidio federal implementado en las últimas administraciones fue un elemento que distorsionó el sector vivienda. De manera concreta, dijo, este complemento afectó los precios de la vivienda y alentó la especulación de las reservas territoriales.

“Seamos claros: se acabó el subsidio federal a la vivienda financiada con créditos del Infonavit. Seamos más claros: el Infonavit está en la mejor disposición de trabajar para encontrar mejores fórmulas que permitan que millones de mexicanos, que ganan menos de 7,000 pesos, accedan a una vivienda adecuada (…)

“La buena noticia es que el subsidio distorsionador se acabó; atrás quedaron los años del modelo de expansión indiscriminada, que arrojó como saldo 650,000 casas abandonadas en todo México. Y con todo este panorama, hay quienes añoran regresar al pasado; que no terminan de entender que el país cambió”.

Martínez Velázquez señaló que, en la última década, el gobierno gastó 120,000 millones de pesos en subsidio. Indicó que a pesar que fue “creado con las mejores intenciones”, “fue ejecutado sin controles suficientes». Esto, aseguró, «en muchos casos no benefició a los trabajadores. Sobre todo, hizo daño al desarrollo urbano adecuado de las ciudades”.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.