Search

Se abre el telón: 89 años del Palacio de Bellas Artes

Se abre el telón: 89 años del Palacio de Bellas Artes

El próximo 29 de septiembre, el Palacio de Bellas Artes conmemora su 85° aniversario, en donde resalta el peculiar telón de cristal en su interior

El próximo 29 de septiembre, uno de los recintos culturales más emblemáticos de la ciudad festeja su 89° aniversario. Se trata del Palacio de Bellas Artes, inmueble admirado por su gran arquitectura y estructura basados en el Art Noveau.

El arquitecto responsable –en un inicio– de dicha obra fue Adamo Boari de origen italiano, a quien el presidente en turno, Porfirio Díaz designó la tarea de edificar un inmueble digno del reconocimiento internacional. Fue así como se erigió una estructura de acero y concreto, técnica novedosa para la época.

Asimismo, se implementó una cobertura de mármol y se instauraron esculturas en la fachada, todas hechas de mármol, mientras que la cúpula, diseñada por Gerza Maroti –artista húngaro– fue hecha de bronce.

Entre el diseño del recinto, representativo a lo largo de la historia de México, destaca su peculiar telón de cristal, mismo que fue construido en Nueva York y pesa aproximadamente 22 toneladas. Este fragmento, que por sí misma representa una obra de arte puesto que no tiene comparación en el mundo. Es una de las creaciones que nunca ha sido repetida y es mundialmente reconocida.

Su estructura consta de un muro rígido que se levanta a manera de compuerta para proteger a los espectadores en caso de incendio en el foro del recinto. Conformado por 206 tableros de 0.90 m2, cada uno y aproximadamente un millón de piezas de cristal opalescente. Mide 12.5 m por 14.5, con un espesor de 32 cm. Su peso aproximado es de 22 toneladas.

Arte y diseño innovador

El telón de cristal se caracteriza principalmente porque no cuenta con pliegues y tampoco se enrolla, es una estructura metálica fija que sube en 90 segundos sin emitir sonido alguno.

Diversos especialistas se refieren al diseño de esta cortina de cristal como original y poco convencional “sus sublimes características lo catalogan como una obra original, mismas que desde décadas atrás se han mantenido incólumes en uno de los sitios más emblemáticos y entrañables de la urbe”