Search

Ingenieros de la UNAM crean ecoladrillos

Ingenieros de la UNAM crean eco-ladrillos

Los ecoladrillos utilizan una técnica prehispánica para la mezcla de sus componentes, así como un secador de energía solar que reducen el impacto ambiental

El Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) creó ladrillos a base de residuos de construcción reciclados, esto con el objetivo de disminuir el impacto ambiental que genera la fabricación de ladrillos tradicionales.

Los ecoladrillos son fabricados con cascajo y residuos como aserrín, cartón, neumáticos y vidrio, todos provenientes de las industrias papeleras y azucareras. Además, utilizan el mucílago de nopal para ligar la mezcla, lo cual es una técnica prehispánica utilizada en la construcción de diversas pirámides.

María Rojas Valencia, académica de la UNAM y responsable del proyecto, explicó que el proceso de fabricación consta de la trituración de los residuos para ser compactados y mezclados con el mucílago de nopal, a diferencia del proceso tradicional que utiliza cal.

En contraste con la elaboración artesanal que genera emisiones contaminantes y gases de efecto invernadero al utilizar hornos rudimentarios y combustibles de manejo especial, los eco-ladrillos emplean un secador impulsado con energía solar diseñado por el Instituto de Ingeniería.

Los ladrillos de la UNAM cumplen con la norma nacional e internacional que marca una resistencia encima de los 30 kilogramos por centímetro cuadrado, y una absorción de cinco milímetros de gramos por minuto.

El equipo de ingenieros a cargo del proyecto señalaron que la producción industrial y comercialización de los eco-ladrillos podría ayudar al reciclaje de 33,600 toneladas de cascajo que se generan diariamente en el país.