Search

NAU cumple dos años de promover el desarrollo de las ciudades

NAU cumple dos años de promover el desarrollo de las ciudades

En México, la Nueva Agenda Urbana se ha implementado en ciudades como Reynosa, Mérida, Zapopan y Guadalajara, así como en Sinaloa y Querétaro

Hace dos años, el 20 de octubre de 2016, fue aprobada la Nueva Agenda Urbana en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), que se celebró en Quito, Ecuador.

Ésta se creó con el objetivo que existiera una guía para orientar los esfuerzos en materia de desarrollo de las ciudades; además de promover ciudades más incluyentes, compactas y conectadas mediante la planificación y diseño urbano, gobernanza y legislación urbana, así como la economía urbana.

Esta agenda incorpora un nuevo reconocimiento de la correlación entre la buena urbanización y el desarrollo, subraya los vínculos con la creación de empleo, las oportunidades de generar medios de subsistencia y la mejora de la calidad de vida, que deberían incluirse en todas las políticas y estrategias de renovación urbana.

Hasta la fecha, en México, ciudades como Mérida en el estado de Yucatán, Reynosa en Tamaulipas, Zapopan y Guadalajara en Jalisco, así como los estados de Sinaloa y Querétaro se han sumado a la implementación de la Nueva Agenda Urbana.

En el caso de Mérida, se logró identificar áreas que requerían especial atención, como el control de la expansión de la ciudad y la falta de equidad e inclusión social, a partir del análisis del Programa Municipal de Desarrollo Urbano y el Índice de Prosperidad de las Ciudades. Con estos resultados se establecieron 91 iniciativas para afrontar estas situaciones, que abordan temas como nuevas opciones de conectividad, vialidad, transporte y movilidad, relacionados con el patrimonio cultural y la consolidación del espacio público, entre otros

El estado de Querétaro implementó el Plan Q500, que da una propuesta técnica de desarrollo integral y sostenible de la ciudad, y tiene como horizonte de planeación el año 2031, fecha en la que se cumplirán los 500 años de la fundación de la ciudad. Desde 2016, este plan ha permitido identificar, de forma participativa, recomendaciones de planeación territorial y de estrategias, conforme al enfoque de la prosperidad urbana y de la Nueva Agenda Urbana, con la intención de ser una materia clave para la estrategia urbana a largo plazo para el estado.

Otro ejemplo es la Estrategia Territorial Sinaloa 2030, que se apoya en tres elementos fundamentales para su éxito como política subnacional urbana: los principios asumidos por México y la comunidad internacional, reflejados en las agendas internacionales; el análisis y diagnóstico del contexto territorial y urbano particular de Sinaloa; la participación activa e implicación de los principales actores de la entidad.

La ETS2030 contempla 10 objetivos generales y 47 Acciones Estratégicas para alcanzarlos. Los primeros dos objetivos tienen un carácter instrumental, para el desarrollo de herramientas y modelos de gestión que faciliten la consecución de los siguientes. Los cuatro siguientes (objetivos 3 a 6) tienen un claro componente territorial; mientras que los últimos cuatro objetivos (7 a 10) están relacionados con el desarrollo urbano.