Search

Lo opuesto a la vergüenza ajena o carta abierta a un amigo

Jorge A. Mc Loughlin

Por Jorge A. Mc Loughlin.

 

Cuando alguien cercano a nuestro círculo comete un acto que desaprobamos, solemos decir que nos produce “vergüenza ajena”.  Extrañamente no es común oír hablar de “orgullo ajeno”, que es el que deberíamos sentir cuando alguien de ese mismo círculo nos hace sentir orgullosos no de nuestros méritos, sino de los de ellos.

 

Pues está sensación la viví hace pocos días atrás cuando a mi amigo Sebastián Fernández Cortina, recibió el Doctorado Honoris Causa por la Academia de Derecho Internacional – a la cual se incorporó como Miembro de Número – por su tesis “La transformación de las instituciones hipotecarias: el caso mexicano”.

 

El hecho de obtener tal reconocimiento es de por si un motivo más que suficiente para sentir ese “orgullo ajeno”, pero tal vez no sea esa la principal causa para experimentar este sentimiento.

 

Su incansable lucha a favor de la vivienda, ya sea desde su rol de Presidente de UNIAPRVI  trascendiendo las fronteras de México o como Director Sectorial del Infonavit, posición esta última desde la cual lucha denodamente para modernizar esta Institución y llevarla de lleno al mundo de la digitalización, son otras importantes razones para sentir “orgullo ajeno”.

Lo opuesto a la vergüenza ajena o carta abierta a un amigo

 

Su lucha por la modernización o digitalización del Infonavit, no es la postura de un “Yupie” que cree que es una moda y que por lo tanto hay que ponerse a tono con la misma.  Tras su expresión “El Infonavit debe ser el Uber de las hipotecas”, existe el anhelo de facilitar el acceso a la vivienda de un mayor número de mexicanos, especialmente de aquellos que si no fuera por el mismo Infonavit, probablemente jamás podrían acceder a un vivienda digna.

 

Pero no sólo pretender llegar gracias a la tecnología a un mayor número de mexicanos, pretende hacerlo de un modo más eficiente y transparente, simplificando procesos, respetando el tiempo de los derecho habientes y fundamentalmente, ofreciendo mejores productos con el debido blindaje, para que ningún turbio e inescrupuloso personaje pueda aprovecharse de los derecho habientes que ven, en esta ejemplar Institución del estado mexicano, la esperanza de alcanzar una de las aspiraciones más anheladas por el ser humano.

 

Ahora bien, todo lo dicho hasta ahora tiene que ver con el rol profesional de Sebastián y no quiero finalizar sin hacer una breve referencia a su vida personal.  El mejor ejemplo que nos ha regalado Sebastián, es su lucha por la vida.  Su tenacidad para vencer en su momento a la enfermedad cuya sola mención nos produce escalofríos, por su transformación de díscolo adolescente a Dr. Honoris Causa, por la familia que lo acompañó en su crecimiento personal y profesional y por la que el mismo supo formar.

 

Jorge A. Mc Loughlin

Director General de Revisora de Avalúos S.A. de C.V.

Miembro de la Comisión Nacional de Vivienda y Desarrollo Urbano de COPARMEX

Miembro de la Unión Interamericana Para la Vivienda

@JorgeMcLou @RAvaluos