Search

Señalan impacto ambiental del Tren Interurbano

Señalan impacto ambiental del Tren Interurbano

Cuerpos hídricos Totolapan, Tacubaya y Adolfo Ruíz Cortines, presuntamente afectados; Amieva y Sobse aclaran medidas de mitigación

La organización Vecinos Unidos Zona Poniente, integrada por ciudadanos de las delegaciones Álvaro Obregón y Cuajimalpa, denunció la omisión de las autoridades en materia del impacto ambiental generado por las obras del Tren Interurbano, que conectará a las ciudades de México y Toluca mediante una ruta de 58 kilómetros.

Vecinos de las colonias Liberales de 1857, Observatorio y El Capulín, ubicadas en Álvaro Obregón, señalan que este proyecto genera un daño irreversible al sistema hidrológico-ambiental conformado por las presas Totolapan, Tacubaya y Adolfo Ruiz Cortines, las cuales evitan inundaciones mayores en la zona poniente de la capital.

Entre otros puntos, comunicaron la presencia de topógrafos que hicieron mediciones en tramos de la avenida Río Tacubaya, por la cual pasará el tren. De acuerdo con estimaciones, esto afectará directamente a unas cien casas del área, ante lo cual no reciben información de ninguna autoridad de cualquiera de los ámbitos de gobierno. Añaden que los comités vecinales fueron “totalmente comprados con despensas, arreglo de fachadas y banquetas, bajo la promoción de que las obras no afectarán en nada a esas colonias”.

Integrantes de la organización indicaron también que hay una iniciativa paralela de desaparecer la barranca Tacubaya con fines inmobiliarios, lo cual empeoraría la crisis de abastecimiento y extracción de agua de la Ciudad de México. Diagnostican que con ese proyecto proseguirán los despojos a las comunidades y la carestía hídrica en zonas populares, por lo que llamaron a activistas y académicos a defender este sector ambiental.

Ante estas acusaciones, respondieron el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, y la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) capitalina. El titular del Ejecutivo local admitió ante los medios que los estudios de impacto ambiental del tren siguen en curso. “Todavía se está integrando el tema de la determinación de impacto, y todo impacto siempre debe conllevar medidas que son de mitigación”, indicó.

Por su parte, la Sobse informó que al concluirse el Tramo III del llamado ‘viaducto elevado’, tanto el vaso regulador como las presas volverán a su funcionamiento normal. “Por ningún motivo las obras del tren interurbano les quitará su función”, enfatizaron. Entre las medidas tomadas para cumplir este objetivo resaltaron la desviación de canales en el vaso Totolapan, la limpieza en la presa Tacubaya y el fortalecimiento del talud en la colonia Liberales de 1857 mediante concreto, que evitará desgajamientos.



Ciencias Políticas y Administración Pública, FCPyS - UNAM. Apasionado por la Historia, la política, la arquitectura, el urbanismo y la lectura.