Search

Proyecto residencial de Sordo Madaleno será referente en la CDMX

El concepto arquitectónico principal se rige en la relación con del Bosque de Chapultepec, lo que logra una extensión del mismo

Ubicado en la colonia Polanco de la Ciudad de México, en una esquina que conforman las calles Rubén Darío, Lord Byron y Tres Picos, se encuentra el complejo residencial Rubén Darío 255, un proyecto de Sordo Madaleno Arquitectos que promete convertirse en un nuevo referente de la ciudad.

Su diseño se apegó a ciertas condicionantes propias de predio como la normatividad de la zona, límite de alturas y uso de suelo; además, fue construido en tres volúmenes: dos torres de 30 niveles de altura y un volumen de 3 niveles que cubre casi todo la superficie del predio.

Trasciende que el concepto arquitectónico principal se rige en la relación con del Bosque de Chapultepec, con lo que se logra una extensión del mismo, y se otorga un efecto de unidad y continuidad con el contexto así como de extrema armonía.

Ruben Darío 255 está sobre un predio de 10,800 m2, que ocupa casi una cuadra entera, en donde ofrece extraordinarias vistas: la “Torre Polanco”, con vistas hacia la colonia Polanco, mantiene un ritmo continuo desde su desplante hasta su terminación; mientras que la“Torre Rubén Darío”, con vistas hacia el Bosque, tiene un trazo desde su desplante hasta el nivel 12, en donde el ritmo de los entrepisos se invierte hasta el nivel 30, y logra romper la volumetría, otorgar mayor ligereza y genera un espacio virtual que enmarca la plaza de acceso.

El desarrollo cuenta con 122 departamentos, de los cuales 20 se encuentran en los tres primeros niveles y el restante distribuido en ambas torres. El metraje de los departamentos va desde los 300 m2 hasta 500 m2, más terrazas o jardines privados.

La planta baja de la Torre Polanco cuenta con salón de eventos, gimnasio, ludoteca, alberca, salón de jóvenes y estética. Todos estos espacios con vista a un amplio jardín que se genera en la parte interna del terreno.

En el tercer nivel general, con vista directa al Castillo de Chapultepec, ofrece salones para adultos, salón de juegos para señoras, una zona lounge y un salón de eventos más pequeño. La terraza que se crea en este nivel es muy amplía y es a partir de este punto donde las dos torres se elevan hasta la altura permitida de los 30 niveles.

Los tres materiales de la fachada se eligieron cuidadosamente para lograr una apariencia acogedora y atemporal: madera de exteriores para las terrazas tanto en piso como en plafón, recubrimiento de piedra gris en los frentes de las terrazas y las cartelas que dividen los departamentos y finalmente los canceles de vidrio claro con aluminio electro pintado en un tono similar a la piedra.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.