Search

Vivienda y cambio climático

FIVS

Por Mario Luis Fuentes

De acuerdo con el Balance Nacional de Energía 2011, el sector de la vivienda es responsable de 16.2% del consumo final de la energía del país.

Diversos factores explican la tendencia en aumento de sus consumos energéticos, tales como el incremento del número de viviendas, el mayor confort requerido por los mismos y, el aumento de equipamiento. Todo ello, propiciado por los incrementos de la capacidad de poder adquisitivo y una mejora del nivel de vida, hacen prever unas tendencias futuras al alza en cuanto a la representatividad del sector residencial en la demanda energética. La caracterización del sector de la vivienda en términos de consumo energético, y su correspondiente emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), adolece de deficiencias significativas en comparación con otros sectores debido a su alto grado de heterogeneidad y desintegración, dificultando la generación de un inventario de emisiones con información certera y actualizada.

 

Hasta hace poco, el ritmo de construcción de la vivienda en México era de casi 700 mil viviendas nuevas al año (excluyendo la autoconstrucción), de las cuales en Infonavit otorga 69% de los créditos hipotecarios, en promedio. El Programa «Hipoteca Verde» representa para el Infonavit el compromiso de mejorar, además de la calidad de vida de nuestros acreditados, el apoyo a las políticas de mitigación de cambio climático y la cultura de respeto al medio ambiente  entre sus beneficiarios. A partir de un proyecto piloto en 2007, introduciendo de manera voluntaria las medidas de eficiencia energética en las viviendas, éste se ha convertido en un programa reconocido y galardonado a nivel internacional, con un millón 241 mil 482 créditos otorgados (junio, 2013), que constituyen un monto adicional acorde al ingreso mensual de cada trabajador para la adquisición de tecnologías enfocadas al uso eficiente de la energía y al consumo racional de agua denominadas ecotecnologías.

 

Este programa ha evolucionado desde su gestación buscando la mejora continua a través de los años. De un programa dirigido únicamente al sector de menor ingreso, se convirtió en una parte fundamental y obligatoria para todos los sectores y las líneas crediticias con que cuenta el Instituto. Inicia con paquetes fijos de ecotecnologías a cumplir por las desarrolladoras, y siendo ahora flexible la elección de medidas, cumpliendo un ahorro mínimo según los ingresos del acreditado, además de ser congruente con diversas regiones bioclimáticas que  existen en el país. Durante la operación del programa se ha ahorrado: agua (m3): 93.4 millones; energía eléctrica ($): mil 442 millones de pesos; gas($): mil 225 millones de pesos; y emisiones de CO2e: 82 millones de toneladas. En la búsqueda de la mejora continua dentro del Instituto se creó el «Programa Sisevive-Ecocasa», que permite conocer el nivel de eficiencia energética de la vivienda con base en su consumo proyectado de electricidad, gas y agua, y de esta forma, medir el impacto energético y ambiental de la vivienda y en potencial del ahorro, así como la reducción de emisiones por las medidas de eficiencia implementadas, tanto activas como pasivas.

 

De tal forma se atiende a una necesidad del mercado, las políticas públicas y financieras para detectar aquellas medidas y prácticas constructivas que se incorporan en las viviendas que son más acordes al desarrollo sustentable, utilizando diseños, materiales y tecnologías que aumentan la calidad de la vivienda construida en el país, incidiendo directamente en el bienestar de las familias mexicanas. Adicionalmente, en 2012, el Infonavit firmó un Convenio de Cooperación Triangular con Colombia, con la Agencia de Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ) y con participación de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, con el fin de compartir sus experiencias y conocimientos a través de la transferencia técnica de la «Hipoteca Verde» a Colombia, así como asesoría a México para el desarrollo de políticas de desarrollo urbano y mejoramiento integral de barrios. Por último, la Red Latinoamericana y del Caribe de Vivienda Sustentable ( Red LAC) es el escalamiento de la Cooperación Triangular a una cooperación regional en toda América Latina, en la que el Instituto juega un papel primordial al difundir los programas «Hipoteca Verde» y «Sisevive-Ecocasa», además de conocer, aprender y difundir otras experiencias en materia de sustentabilidad en la vivienda.

 

Esta iniciativa tiene por objetivo crear una red de conocimiento sobre mecanismos y programas que trabajen hacia el establecimiento y fortalecimiento del sector de la vivienda sustentable en países de América Latina y el Caribe, posicionando al Instituto y a México como referente internacional en el diseño e implementación de medidas técnicas y económicas para el fomento de construcción de ciudades y viviendas sustentables.