Search

Certidumbre y confianza para reactivar la economía nacional

Certidumbre y confianza para reactivar la economía nacional

Por Enrique Téllez*

Para incentivar la reactivación económica en el país, primordialmente en la Ciudad de México, desde la ADI hemos trabajado en diversas propuestas que buscan promover tres factores esenciales para esta industria y la economía nacional: 1) generación de empleo; 2) fomento al consumo, y 3) incentivos a la inversión pública y privada, los cuales se conseguirán mediante la revitalización de tres subsectores del desarrollo inmobiliario, que son el de la construcción, la vivienda  y las oficinas y centros comerciales.

En la Ciudad de México nuestra actividad representa alrededor del 11% del PIB y somos un importante generador de empleos: en 2019, 11 de cada 100 personas empleadas fueron contratadas en el sector inmobiliario.

Por lo anterior, creemos que es fundamental el que exista un ambiente de confianza y certidumbre para los inversionistas y los consumidores, condiciones que sólo se logran con el trabajo conjunto con las autoridades de todos los niveles de gobierno. 

Nuestra apuesta desde la ADI siempre ha sido hacia el progreso de México y sus habitantes, a través de la consolidación de un sector inmobiliario fuerte, que genere empleo, inversiones y oportunidades para todos, con la finalidad de detonar el dinamismo y crecimiento económico en el menor tiempo posible, siempre de manera ordenada, planificada e inteligente, que nos permita apoyar a las familias de todas las ciudades de nuestro país.

Con la nueva realidad que vivimos por la pandemia del Covid-19, desde un principio los socios ADI hemos trabajado en coordinación con las autoridades para generar estrictos protocolos de seguridad sanitaria que protejan a trabajadores, proveedores, usuarios y clientes. Esto posibilitó, en gran medida, la reapertura de obras a partir del 1 de junio pasado y la de centros comerciales desde el 8 de julio, mediante medidas específicas como la limitación de aforos, el establecimiento de horarios escalonados y la instalación de filtros de seguridad. 

Ahora está pendiente el poder reabrir las oficinas. Para ello, se tiene una continua colaboración con expertos en temas de tecnología, aire acondicionado, equipamiento, monitoreo de la calidad del aire, plataformas digitales, sistemas sanitizantes y control de aforos en tiempo real, con el fin de ofrecer altas condiciones de seguridad que fortalezca la confianza en los visitantes de nuestros desarrollos.

El retorno a las oficinas bajo estrictos protocolos de salud y distanciamiento social, es sumamente importante para lograr una reactivación económica exitosa en el menor tiempo posible, pues mantener cerrados estos espacios de trabajo, repercute significativamente en la recaudación de impuestos y en la generación de empleos. 

Desde la ADI seguiremos trabajando, mano a mano con las autoridades, para lograr la reactivación económica que necesita el país, pues estamos convencidos que el desarrollo inmobiliario es una pieza clave que permitirá remontar la crisis y dinamizar la economía de nuestras ciudades, promoviendo el crecimiento y progreso de las comunidades, a la par de hacerlas más seguras, manteniendo una visión humana e incluyente, que se adapten a las necesidades que exige la nueva normalidad.

Enrique Téllez

Presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI)