Search

2021 será el año clave para la construcción: CMIC CDMX

El presidente de la CMIC CDMX destacó la apertura de las autoridades capitalinas para fomentar tanto la obra pública como privada y crear nuevos empleos

Luis Armando Díaz Infante Chapa, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Ciudad de México, afirmó que la industria de la construcción es clave para reactivar la economía del país en la era post Covid-19, pues incentiva el funcionamiento de otras 86 ramas de la industria.

No obstante, esta actividad fue una de las más afectadas por la pandemia, ya que en mayo de 2020 reportó una caída del 35.9% en su actividad, respecto al mismo mes de 2019, así como una baja del 17.3% en el empleo.

“Esta contingencia agarró desprevenido a todo el mundo. Si hacemos un análisis de las proyecciones de crecimiento de todas las economías a nivel mundial, todas se cayeron, y la nuestra no es la excepción. La industria la construcción es de las más sensibles, entonces sí nos afectó mucho en el crecimiento de la industria”, explicó.

En etrevista para Revista Vivienda, el directivo mencionó que, a partir del pasado 1 de junio, cuando se reactivó la construcción de obra privada en la capital del país, tras ser decretada como actividad esencial, retornó alrededor del 40% de los trabajadores a las obras, siguiendo todas las medidas sanitarias, como la sana distancia, horarios escalonados y solo cuatro días hábiles a la semana.

“Nos preparamos con todos los protocolos y lineamientos sanitarios para regresar a partir del 1 de junio, conscientes de que estábamos regresando el semáforo rojo, que estábamos en una parte muy crítica de la contingencia sanitaria”, dijo.

Gracias a ello, se ha podido recuperar una gran parte de los empleos perdidos a consecuencia de la pandemia, sobre todo con el cambio al semáforo epidemiológico naranja, que permite tener más personal en las obras y más días laborales.

Sin embargo, comentó que mientras no esté disponible la vacuna contra el Covid-19, o se cambie a un semáforo epidemiológico amarillo o verde, continuará un escenario de incertidumbre en la ciudad, y no se podrá retornar a las obras con el 100% de los trabajadores.

“Hasta que no se pase a un semáforo amarillo o un semáforo verde, nosotros no podemos incrementar la densidad de trabajadores en las construcciones. La verdad es que desconozco cómo vaya a ser el comportamiento de la pandemia, pero soy optimista y tengo la esperanza de que lo logremos abatir lo más pronto posible”, expresó.

A pesar de este escenario incierto donde la industria de la construcción presenta un decrecimiento importante, el presidente de la CMIC CDMX aseguró tener una perspectiva positiva para la recuperación en 2021, al menos en lo que respecta a la capital del país.

Asimismo, anunció que la meta para el segundo semestre de 2020 y los primeros meses de 2021 será recuperar los empleos perdidos, además de generar nuevos, para, así llegar a los 300,000 empleos directos en la industria de la construcción en la CDMX.

El pronóstico desde la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción es que el sector de la construcción tardará meses en recuperarse, pero para Luis Armando Díaz Infante Chapa, el resto del 2020 será el lapso para consolidar las inversiones, proyectos y gestiones administrativas.

En tanto, el 2021 será el año clave para la recuperación de la industria de la construcción, siempre y cuando se tengan las herramientas para sortear los diferentes desafíos y escenarios adversos que se puedan presentar, tales como una crisis económica mundial que desemboque en inflación y/o nuevas alzas en las tasas de interés que encarezcan los recursos económicos, así como variaciones al alza en los insumos para la construcción que afecten los presupuestos contemplados de inicio.

De igual manera, la reactivación del empleo permitiría la compra de vivienda, de lo contrario, no habría venta y estancaría la dinámica del sector inmobiliario de viviendas.

El directivo mencionó que el mayor reto al que se ha enfrentado la Cámara durante la contingencia sanitaria es que no cierren las empresas, que puedan reactivar sus proyectos y, además, que éstas mantengan a sus trabajadores. “Estamos muy alineados a cómo sean los protocolos sanitarios, pero ya iniciar los proyectos para nosotros es un gran avance”, señaló.

Por otro lado, Luis Armando Díaz Infante Chapa destacó la apertura de las autoridades capitalinas para trabajar coordinadamente para fomentar tanto la obra pública como privada, crear nuevos empleos, fomentar mayor derrama económica, y, sobre todo, realizar un crecimiento integral de la mano de diversos programas sociales.

“La disposición del Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por la doctora Claudia Sheinbaum, nos alienta y nos obliga también a nosotros a hacer nuestra parte para que nuestra industria revierta la tendencia que venía teniendo de decrecimiento, y podamos esperar para el próximo año un crecimiento importante”, aseveró.

Finalmente, el presidente hizo un llamado al sector bancario a unirse a la reactivación a través de la construcción y facilitar la accesibilidad a los créditos.

“Invitar a la banca a que se sume, se alinee y dé los créditos necesarios para la construcción, los créditos puente.

“No es nada más con recursos propios del sector privado, necesitamos apalancar nuestros proyectos, necesitamos el financiamiento para que se concreten, para que se logren”, concluyó.

 

Este texto se incluye en la edición 127 de Revista Vivienda

 

Revista Vivienda-Septiembre-Octubre