Search

La inteligencia artificial al servicio del urbanismo

La inteligencia artificial al servicio del urbanismo

La tecnología es capaz de mejorar la vida como la conocemos, en especial mediante la creación de nuevas ciudades inteligentes que integren cada uno de sus espacios a través de una red inalámbrica y el uso de la inteligencia artificial. En este sentido, la inteligencia artificial, además de sus aplicaciones en la industria automotriz, la medicina y la propiedad intelectual, entre otros sectores, se pone al servicio del urbanismo y desde la planificación de rutas a la instalación de sensores que envían información permanentemente mejora la infraestructura en lo que se conoce como smart city o ciudad inteligente. ¿De qué manera podremos hacer uso de la inteligencia artificial en la planificación de estas nuevas ciudades?

 

La necesidad de ciudades inteligentes

Según algunas proyecciones, se espera que más del 80 por ciento de la población viva en una ciudad en los próximos años. Esta cifra supone que los problemas ligados al entorno urbano, como la ineficiencia energética, el tránsito y la contaminación se acentúen. Por esta razón, surge la necesidad de crear espacios que sean sostenibles tanto socioeconómica como ambientalmente. La inteligencia artificial junto con una red inalámbrica que garantice la aplicación del Internet de las cosas permitirán el desarrollo de nuevas ciudades y la adecuación de las existentes para convertirse en entornos que mejoren la eficiencia de los recursos disponibles y la calidad de vida de sus ciudadanos.

 

Uso de la inteligencia artificial en las ciudades inteligentes

Como primera consideración, todas las ciudades inteligentes están pensadas desde un punto de vista ecológico para reducir el impacto del ser humano en el medioambiente y crear nuevas maneras de proteger los recursos naturales. En cuanto a la aplicación de la inteligencia artificial para lograr estos objetivos, la misma se centra en cuatro grandes aspectos:

  • Infraestructura: Las nuevas ciudades se construirán haciendo uso de una arquitectura eficiente que incluirá edificios inteligentes y la implementación de redes que distribuyan eficazmente la energía.
  • Tránsito: El aprendizaje automático será clave para desarrollar mejoras en el tránsito a partir de elementos, como semáforos, que sean capaz de analizar la información obtenida en tiempo real. De esta manera, se evitarán las congestiones automovilísticas y se restringirá la circulación por determinadas zonas.
  • Seguridad: Las cámaras de vigilancia permanente, los sistemas antipánico y la identificación facial contribuirán a prevenir crímenes y a mejorar la seguridad en el entorno urbano.
  • Servicios públicos: La inteligencia artificial permitirá el análisis del uso de los servicios públicos, como el agua. Con los datos recopilados se podrá implementar una gestión más eficiente de los recursos y se promoverá el uso de energías renovables.

Los avances tecnológicos y el desarrollo de la inteligencia artificial traerá considerables mejoras al entorno urbano. La creación de ciudades inteligentes que tendrán como eje el medioambiente resolverán los problemas que enfrentan hoy en dia las grandes ciudades. Así, las posibilidades que permite la inteligencia artificial contribuirán a optimizar las áreas de infraestructura, tránsito, seguridad y servicios públicos, mejorando la calidad de vida.