Search

Cómo saber si tu vivienda tiene algún daño mayor tras un sismo

Cómo saber si tu vivienda tiene algún daño mayor tras un sismo

Un sismo puede provocar hundimientos, desplomes, desprendimiento de recubrimiento, vibraciones de losas y huecos en elementos estructurales de tu vivienda

México se ubica en una zona altamente sísmica, donde, de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional (SSN), ocurren en promedio cuatro sismos diarios, con magnitudes mayores a tres grados.

Cuando ocurre un sismo de intensidad moderada o intensa, como el que se vivió el pasado martes 23 de junio, es importante revisar si éste causó daños o grietas en la vivienda.

Antes de realizar la inspección, el portal inmobiliario Propiedades.com recomienda conocer los elementos que componen una construcción, así como la fecha en la que se edificó, ya que, al conocer la antigüedad de un inmueble, se obtiene la referencia del reglamento en el que está basada su construcción y la norma de sismo que se utilizó para su diseño.

“Una edificación antigua podría no tener la seguridad de resistir un evento sísmico de magnitud moderada a intensa”, señaló José Antonio López, vocal de la Mesa Directiva de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica.

Con estos datos en mente, tras un sismo se debe revisar los muros y el piso para confirmar si tienen daños graves o superficiales, debido a que estos eventos pueden provocar hundimientos, desplomes, desprendimiento de recubrimiento, vibraciones de losas o sistemas de piso y huecos en los elementos estructurales de la vivienda.

López destacó que, en caso de detectar grietas que formen una diagonal con la horizontal del piso, o paralelas a éste, se debe abandonar la construcción hasta que sea revisada por un profesional, ya que son altamente peligrosas.

¿Vas a comprar una vivienda?

Por otro lado, si se está por comprar una casa, el experto brinda algunos consejos para saber si la construcción es segura:

  1. Identificar el modo de construcción, columnas, trabes, muros de concreto y mampostería. Si se trata de una construcción que combina estos sistemas, su comportamiento puede ser dudoso.
  2. Si el vendedor no entrega planos arquitectónicos, estructurales y de instalaciones, es mejor considerarlo de mala calidad.
  3. Analizar las construcciones aledañas. Si es un edificio departamental, revisar todo de manera externa.
  4. Golpear con los nudillos sobre muros, columnas, trabes, elementos estructurales para identificar si hay huecos o no. Esto porque a veces es difícil apreciar a simple vista deficiencias constructivas.
  5. Revisar el historial del inmueble.
  6. Tener cuidado con espacios de más de 10 pisos.
  7. Preguntar si hay cambios en el uso de suelo, o bien, si en la planta baja hay algún establecimiento comercial.
  8. Si el edificio tiene estacionamiento subterráneo es positivo, pues eso genera más estabilidad para la construcción.
  9. De preferencia no comprar en un edificio con mezzanine (entrepiso), pues carece de muros de carga suficientes.
  10. Acudir con un ingeniero para que analice el inmueble.



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.