Search

Así ha afectado el Covid-19 a los presupuestos residenciales

Así ha afectado el Covid-19 a los presupuestos residenciales

David Peña recomienda realizar presupuestos residenciales por lo menos una vez al mes; debido a que la pandemia de Covid-19 puede conllevar algunos gastos extraordinarios

Aproximadamente una vez al año, los condominios realizan presupuestos residenciales en los que se planifican todas las obligaciones financieras durante el año, lo cual incluye el pago del mantenimiento, cuyo monto dependerá de si el condominio tiene alberca, vigilancia, jardinería, entre otras amenidades.

David Peña, cofundador y gerente comercial de la plataforma Comunidad Feliz, señaló que, para establecer presupuestos, todos los habitantes del condominio tienen que participar en asambleas para votarlos y aprobarlos; y recomendó basarse en la información histórica del documento para generarlos, puesto que no deben ser tan distintos a los presupuestos de años anteriores.

“Para votar y aceptar el presupuesto se tienen que celebrar asambleas; entonces, para que los condóminos lo acepten, no tiene que ser muy distinto a lo que están acostumbrados a pagar, y, ojalá, en el mejor de los casos, ahorrar de alguna manera”, dijo.

No obstante, con la emergencia sanitaria por el virus Covid-19, Peña recomienda que se celebren asambleas para establecer presupuestos residenciales lo más frecuente posible; es decir, una vez al mes, como mínimo.

Esto debido a que la contingencia pudiera conllevar algunos gastos extraordinarios, como el aumento del gasto en sanitización o en limpieza de áreas comunes, así como en ciertas medidas para cuidar al personal del edificio, como la distribución de cubrebocas o turnos especiales.

Asimismo, Peña explicó que, durante este periodo de contingencia, es muy probable que aumente la cesantía, es decir, más gente que no va a poder cubrir la cuota de mantenimiento u otros gastos estipulados en los presupuestos, debido a que muchas personas en el país han sufrido despidos o han visto reducciones en sus salarios.

“Los administradores tienen que estar atentos para correr un fondo de reserva, o usar el fondo de reserva que tenga el condominio; para poder contrarrestar el aumento en la morosidad.
“Yo creo que con comunicación le vamos a ganar al virus; y lo peor que puede pasar es que un condominio se lleve una sorpresa un mes, porque hay 50% más de morosos; o sea, personas que perdieron su trabajo; y, además hay 50% más de gastos. La comunidad se puede ir incluso a la quiebra. Entonces, por eso siempre recomendamos que la comunicación de los condominios sea lo más frecuente posible”, añadió el cofundador de Comunidad Feliz.

En este sentido, recomendó que estas personas que presentan problemas financieros puedan pagar la cuota del mantenimiento a través de una tarjeta de crédito.

“Esto ayuda mucho, porque los condominios reciben el 100% de la deuda de los morosos; y después el moroso puede pagar el mantenimiento en varias cuotas a su tarjeta. Si es que tienen Comunidad Feliz los condominios, pueden pagar con tarjeta de crédito”, destacó.

David Peña mencionó que, debido a la actual coyuntura, lo ideal es que las asambleas para establecer presupuesto se realicen de manera virtual; a fin de revisar el estado financiero de la comunidad.

Para ello, Comunidad Feliz ha implementado asambleas virtuales; donde todos los condóminos pueden conectarse y votar los presupuestos y otros asuntos.

“Dentro del mismo software, el administrador puede citar a una asamblea; para que todos se puedan conectar con su teléfono o computadora y celebrar asambleas de forma virtual. De hecho, Comunidad Feliz también tiene un módulo de votaciones, donde se pueden votar mociones o incluso el presupuesto, y así los condóminos también se pueden mantener conectados”, informó David Peña.

 

David Peña, cofundador y gerente comercial de Comunidad Feliz



Formo parte del equipo editorial de Centro Urbano. Soy egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Me interesa la cultura, el urbanismo y la arquitectura. Amante del mundo digital, el cine, la música, la lectura y la escritura.