Search

¿Y la visión metropolitana, apá?

Cada vez que se habla de la importancia de reactivar el sector inmobiliario pareciera que se trata solo de mejorar los números de un sector productivo…

Y no es así…

Reactivar el sector inmobiliario solo es una parte del sistema que debe atender necesidades sociales de primer orden a través del desarrollo urbano e inmobiliario.

Reactivar el sector inmobiliario, y hacerlo bien, en forma sostenible y sustentable, se traduce en enormes beneficios de índole social, económica, ambiental y urbana.

Reactivar el sector inmobiliario no se trata de ayudar a que un grupo de empresarios siga haciendo negocio.

Se trata de crear condiciones que permitan atraer inversión y traducirla en proyectos que mejoren calidades de vida y estructuras y potenciales urbanos, generando en el proceso empleos y dinamismo económico… Que tampoco sobran…

Reactivar el sector inmobiliario tendría que tratarse de crear condiciones que permitan acelerar el desarrollo de las ciudades, bajo modelos eficientes que entiendan y atiendan las diferentes escalas de los retos urbanos, privilegiando la consolidación de cada barrio, pero elevando la mirada para alcanzar las escalas metropolitanas.

El reto debiera ser fortalecer los procesos urbanos e inmobiliarios para crear condiciones que permitan recuperar tiempos perdidos, sumando voluntades de los gobiernos municipales, para ponerlos en sintonía con una indispensable visión metropolitana.

Quizá tendríamos que empezar por reconocer que hace décadas se dejó de atender debidamente la planeación urbana, dejando la transformación de nuestras ciudades a la suerte, lo que, también hay que reconocer, no ha salido nada, pero nada bien.

Es muy positivo que el actual gobierno haya asumido el ordenamiento territorial entre sus prioridades, impulsando una serie de iniciativas que buscan mejorar las estructuras urbanas.

Habría que tomar esos esfuerzos como base del inicio de un nuevo momento en que se entienda la transformación urbana como el resultado de proyectos integrales sólidamente cimentados en visión, ajustes legislativos y regulatorios, y modelos de gestión metropolitanos.

Quizá sea tiempo de darle una actualizadita al concepto de autonomía municipal…

Una revisadita…

No se trata de tirarlo… Debiera tratarse solo de ajustarlo a una nueva realidad, que reconozca que el país gira en torno al desarrollo de sus ciudades, y que esa ciudades no pueden ser rehenes de los vacíos que quedan entre la plenitud del poder municipal y la necesidad de modelar un modelo de país sustentado en la armonía entre sus regiones y entre sus ciudades.

CENTRO URBANO Y EL HERALDO

Iniciamos una nueva sección en el programa de radio: México, Potencia Económica, que conduce Carlos Mota.

Se llama Balance Inmobiliario y es la primera entrega de la alianza entre El Heraldo de México y Centro Urbano.

Nos escuchamos todos los martes a las 5:00pm, por Heraldo Radio, 98.5FM para la Ciudad de México y 100.3FM para Guadalajara.

CENTRO URBANO TV

Cerramos la Cuarta Temporada de la única serie de televisión que habla de estos temas en la televisión mexicana: Vivienda y Ciudad, un programa de Centro Urbano, que tengo el privilegio de conducir.

Pero en tanto regresamos para la Quinta Temporada, los invito a tirarse un maratón con todos los capítulos de las primeras cuatro temporadas y a conocer todos nuestros contenidos digitales en https://centrourbano.com o en https://www.youtube.com/channel/UCzUVKxogV-3-ZZ40plp5W8g , el canal de YouTube de Centro Urbano.



Horacio Urbano es arquitecto. Su experiencia profesional se ha desarrollado en los diferentes ámbitos que definen la industria de la vivienda. En 1999 inició un proyecto editorial dirigido a los sectores inmobiliario y construcción que a lo largo de los años se ha convertido en una poderosa plataforma multimedios y en una verdadera referencia para esta industria. Fundador, junto con la también arquitecta Roxana Fabris, de Grupo Centro Urbano, firma que impulsa y desarrolla una serie de esfuerzos de comunicación relacionados con estos sectores. Como parte de su trabajo en México y el extranjero, ha escrito o participado en una serie de libros especializados, es colaborador de diferentes medios impresos y electrónicos, es activo conferencista y bajo diferentes modelos colabora también con diversas empresas e instituciones públicas y privadas del sector.