Search

El impulso a la vivienda desde el Infonavit

Publican cambios en reglas de otorgamiento de crédito Infonavit

El organismo mantiene su papel como jugador clave, pues ya se hizo presenta con esquemas y propuestas que buscan dinamizar al sector en el nuevo sexenio

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) ha emprendido un camino de transformación en lo que va de 2019. Concretamente, en la primera mitad del año, el organismo se colocó como uno de los entes más activos del sector vivienda, pues no sólo lanzó nuevos esquemas en beneficio de su derechohabiencia, sino que anunció la creación, análisis y puesta en marcha de nuevos modelos con los que busca ampliar las opciones de financiamiento.

El panorama para el organismo es muy ambicioso. Para la segunda mitad de 2019 y el arranque de 2020 contempla la puesta en operación de otros esquemas más que van en línea con este objetivo de facilitar el acceso a una mejor vivienda.

Es importante destacar que, en este arranque de sexenio, el Infonavit no sólo se ha caracterizado por tratar de innovar en el tema crediticio, sino que ha volteado al interior. Y una de las metas ha sido aumentar la eficiencia en la operación, generar ahorros, y con ello beneficiar a los trabajadores.

Para entender lo que ha sido la labor del Infonavit en estos meses, a continuación, presentamos un resumen con las decisiones y acciones más importantes lanzadas por el organismo.

Un Instituto clave para el sector

Desde que arrancó el sexenio, y ante los cambios impulsados por la Sedatu en lo referente al esquema de subsidio, las miradas del sector voltearon hacia el Infonavit. Y es que, ante esta decisión, se generó la necesidad que el organismo impulsará un nuevo esquema que permitiera a los trabajadores que perciben menos de 7,000 pesos mensuales acceder a una vivienda.

Ante este hecho, el organismo presentó uno de los esquemas más importantes de lo que va del sexenio: el aumento en los montos de crédito para trabajadores.

Luego de un proceso de análisis detallado, y del consenso de los tres sectores que componen al Instituto, en julio pasado se pusieron en operación las nuevas tablas de crédito, con las que, los trabajadores que perciben hasta 2.8 UMAs recibirían un mayor monto de crédito para la compra de vivienda.

De esta manera, por ejemplo, un trabajador cuyo ingreso mensual asciende a 2,568 pesos, es decir, 1.1 UMA, con el aumento aspiraría a un crédito de hasta 300,000 pesos si se contempla el ahorro.

La medida fue vista con buenos ojos por los empresarios. Y es que, ante una caída en la colocación durante el primer semestre, esta medida potenciará la colocación crediticia del organismo para el cierre del año.

“Esto va a ser un mecanismo que le dará velocidad al ritmo de colocación del segmento. La muy buena noticia es que las familias que ganan entre 2,600 y 7,200 pesos encontraran un mecanismo adecuado para poder adquirir una vivienda.

“Hay 24,000 o 25,000 viviendas que pueden ser desplazadas con este mecanismo, que nos parece es un mecanismo virtuoso, acertado, que se construye desde el seno del Infonavit, con apoyo de los tres sectores”, indicó Gonzalo Méndez, presidente de Canadevi.

Reestructura de Créditos

Uno de los esquemas más importantes que ha lanzado el Infonavit, y quizá el que se ha convertido en el programa emblema de esta administración, es el de Responsabilidad Compartida, con el que se busca ayudar a los trabajadores a liquidar sus créditos.

El esquema se dio a conocer el 6 de febrero. El anuncio se dio en el marco de la conferencia matutina del presidente López Obrador.

Con Responsabilidad Compartida, el Infonavit impulsó un programa con el cual ofrece a los trabajadores una opción para reestructurar sus créditos. El principal objetivo se centra en migrar los créditos en Veces Salarios Mínimos a Pesos, y contemplar quitas a los trabajadores para ayudar a liquidar el financiamiento.

A junio, el organismo reportó cerca de 46,000 trabajadores beneficiados con el esquema. Cabe recordar que la meta para 2019 es atender a 194,000 trabajadores en 2019.

Hacia futuro

Uno de los programas más ambiciosos en los que trabaja el Infonavit de cara a 2020, es el esquema de crédito mancomunado, en el que ya no sólo matrimonios podrán sumar su financiamiento, sino entre familiares e incluso amigos, podrán sacar un financiamiento en conjunto y aspirar a una mejor vivienda.

A decir de los directivos del Instituto, esta acción obedece a la necesidad de flexibilizar el uso de la subcuenta de vivienda y abrir más esquemas para que las familias puedan comprar una vivienda. De concretarse el esquema, de acuerdo con los cálculos del organismo, se podrían entregar 100,000 créditos más a los 350,000 que el organismo entrega en promedio al año.

“Tenemos que flexibilizar y adecuarnos a cómo está funcionando la sociedad; debemos adecuarnos a los trabajadores y movernos a créditos solidarios, donde puedan ser papás e hijos, hermanos o corresidenciales. Vamos a abrir mucho esta gama para que la gente que hoy tienen acceso a un crédito, para que la puedan sumar con la de un familiar o un amigo y obtener una garantía solidaria”, dijo Rodrigo Gutiérrez Porter, subdirector general de Crédito del Infonavit.

 

Este texto se incluye en la edición verano 2019 de Hombres y Mujeres de la Casa Magazine



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.