Search

Guía para invertir en una propiedad antes de los 40

Guía para invertir en una propiedad antes de los 40

Antes de invertir en una propiedad se deben tener en cuenta diversos factores que aseguren un mejor y mayor retorno de inversión

Invertir en bienes raíces antes de los 40 años facilita poder pagar la deuda antes del retiro. Además, estar entre los 30 y 40 años ofrece, por lo general, una estabilidad en los ingresos y un desarrrollo profesional óptimo que puede ser aprovechado para hacer crecer la propiedad y darle un uso extra que asegure un mayor retorno de inversión.

Hay tres factores que se deben tomar en cuenta para invertir en un inmueble antes de los 40, ya que si se realiza a tiempo y se consideran los factores correctos, la propiedad logrará garantizar un futuro próspero y el crecimiento agresivo del capital.

Así lo indicó Christopher Carlos Gill, director comercial de SIMCA Desarrollos, quien aseguró que tener en claro el gasto que significa una propiedad ayudará a una mejor planeación de los ingresos que se reciben mensualmente, así como los pagos del inmueble y los propios gastos personales.

Si bien invertir en una propiedad puede suponer un sacrificio, se recomienda tener una idea clara de la inversión que se va a realizar y tomar en cuenta que el pago de una propiedad puede prolongarse por años, así como organizar los gatos del inmueble al igual que los gastos personales para no poner en riesgo el estilo de vida al que se está acostumbrado.

Además, se debe considerar aprovechar las etapas tempranas de una preventa, ya que esto asegurará mejores precios, más promociones y pagos flexibles, además que se puede elegir la mejor ubicación tanto de la zona como del espacio que se desea adquirir.

Visualizar la plusvalía de la propiedad donde se invierte ayudará a obtener mayores ingresos una vez que el inmueble sea de nuestra propiedad. Para ello, se recomienda prever tres puntos principales que aumentarán la plusvalía: la ubicación, la urbanización y las amenidades o servicios.

Es importante mirar a futuro y apostar por lugares que reúnan las características idóneas para convertirse en un hot spot futuro ya que determinarán el número de clientes potenciales para nuestra inversión.