Search

Movilidad social, un gran reto para las instituciones mexicanas

La brecha de oportunidades en el sur y centro son las más marcadas dentro del informe, se requiere reducir la desigualdad social para mejorar la movilidad

La movilidad social en México tiene un gran atraso regional, según el ‘Informe de Movilidad Social en México 2019‘ del Centro de Estudios Económicos Espinoza Yglesias (CEEY), el cual destaca que las regiones centro y sur tienen una gran brecha de oportunidades a comparación de la región norte.

El CEEY señala que el mayor efecto sobre la desigualdad de oportunidades proviene de la riqueza del hogar de origen, seguido de la educación de los padres y las características de la colonia o barrio en la que se vivía a la edad de 14 años.

En el sur del país al menos 45% de la desigualdad económica es producto de la desigualdad de oportunidades, a diferencia de las regiones norte y norte-occidente cuya proporción es alrededor del 30 %, el informe señala que más allá de la geografía, pesan las estructuras sociales, las instituciones y los actores que las construyen y reproducen en cada territorio.

México se caracteriza por una baja movilidad social, el Informe de Movilidad Social del Centro de Estudios Económicos Espinoza Yglesias señala que 48 % de la desigualdad en los logros de la población mexicana se debe a que las oportunidades con las que cuentan las personas para salir adelante no son las mismas y también depende de la región en la que se nace.

El nivel de riqueza es menor en la región del sur, 2 de cada 100 que nacen en la base de la escalera de riqueza en el sur se quedan ahí, en comparación con el 25 de cada 100 en las regiones norte y norte-occidente, mientras que en la región centro es la siguiente con menores posibilidades de ascenso para los que nacen en la parte más baja de la distribución de riqueza con 40 de cada 100

La desigualdad social en México se ve reflejada en las oportunidades de crecimiento y desarrollo de riqueza en el país, según el ‘Informe de Movilidad Social en México 2019’ quienes nacen en una posición socioeconómica desventajosa tendrán pocas posibilidades de superar su situación a lo largo de la vida, es decir, 49 de cada 100 mexicanos que nacen en grupos marginados tienen nulas oportunidades de subir en la escalera social.

El informe plantea a las regiones sur y centro el reto de reducir la brecha de oportunidades entre su población, pero en el sur aumenta el reto de generar las oportunidades.

Los retos para el país son mejorar la cobertura, calidad y pertinencia de la educación; crear una transición suave de la escuela al mercado de trabajo, así como un mercado laboral que rompa con la dualidad vigente; eliminar  la exclusión y desigualdad en el mercado laboral; atender las desigualdades del territorio y entorno; y por último priorizar el financiamiento, prioridad presupuestal y redistribución del gasto.