Search

Knauf facturará 15,000 mdd con la compra de USG

Knauf facturará 15,000 mdd con la compra de USG

Esta operación se creó a la compañía más grande del mundo en la industria de materiales de construcción

Con la reciente adquisición de USG Corporation, la compañía alemana Knauf logró crear la empresa más grande del mundo de yeso y sistemas ligeros de construcción, una operación por la que se empezarían a facturar hasta 15,000 millones de dólares cada año, de acuerdo con Fernando Fernández, director general de USG México, Centroamérica y el Caribe. 

En entrevista para Centro Urbano, el directivo regional explicó que se trata de una operación sin precedentes, aunque no fue una decisión sorpresiva pues desde el año 2000, ambas compañías se han aliado para explotar diversos mercados en Europa, América y Asia. 

“Grupo Knauf ahora con USG como parte de su portafolio de empresas, es una empresa con 35,000 empleados alrededor del mundo 90 países, una red de 295 plantas, con una facturación estimada a futuro de 15,000 millones de dólares.

“Se convierte en una de las empresas de construcción más grandes del mundo, en cualquier ramo, ya no sólo de sistema ligero, se consolida como el fabricante más grande de tablero de yeso y de cemento que existe. Creo que nos viene bien, es una fusión interesante”, destacó.

El representante de la compañía que hasta el pasado 24 de abril reportaba a la Bolsa de Nueva York como empresa pública, explicó que desde el año pasado se visualizó la posición sana de la compañía para dicha compra, lo que abriría oportunidades a nuevas inversiones en el largo plazo.

Fernando Fernández dijo que la compañía alemana factura anualmente cerca de 8,000 millones de dólares y la adquisición de USG costó alrededor de 7,000 mdd como parte de una estrategia de crecimiento inorgánico muy agresivo que se ha implementado desde hace tres años.

“Nosotros vamos a seguir yendo al mercado, como USG como ya se conoce y se ha visto toda la vida. En México tenemos 50 años haciendo el negocio aquí, seguiremos aportando nuestro modelo de negocio actual a través de nuestros socios y distribuidores”, enfatizó.

Esta adquisición crea un líder mundial en la industria de materiales de construcción, dijeron la semana pasada en un comunicado ambas compañías, la cual representa oportunidades significativas para crear una compañía más sólida al aprovechar dos negocios con toda su cartera de productos.

“Admiramos enormemente las marcas de USG, su posición como empresa líder en el mercado de tableros y plafones en América del Norte y la base de empleados altamente talentosos con los que cuenta”, señaló Alexander Knauf, Socio General de Knauf.

Los accionistas de USG recibirán 43.50 dólares en efectivo por cada participación de las acciones ordinarias de USG durante el momento efectivo de la fusión, sin intereses y sujetos a retención fiscal, según corresponda.

Esta consideración final se suma al dividendo especial de 0.50 dólares por participación de las acciones ordinarias de USG, montó que se pagó previamente el 2 de octubre de 2018 a los titulares registrados al cierre de operaciones el 21 de agosto de 2018.

Las acciones ordinarias de USG dejarán de cotizarse en la Bolsa de Valores de Nueva York (“NYSE”) y en la Bolsa de Valores de Chicago (“CHX”), y se retirarán de ambas bolsas.

México, una plataforma 

México se ha convertido en un escenario ideal y una plataforma fundamental para el modelo de negocios de USG, al ser una ubicación estratégica de suministro para mercados como Centroamérica, el Caribe, Australasia y Japón, donde además ha tenido un crecimiento sostenido a doble dígito en los últimos años.

La adquisición hecha por la compañía alemana Knauf no marca realmente un cambio trascendental en la manera de hacer negocio, de acuerdo con Fernando Fernández, por lo que la compañía seguirá apostando por mantener sus marcas de identidad como USG Tablaroca, Durock y Segurock, así como plafones regulares y tableros arquitectónicos como Stoneboard y Stonesound. 

“Pienso que es positivo para México porque si bien el plan de inversión a corto y mediano plazo continua vigente, tal cual está diseñado lo que creo que va a pasar es un aceleramiento de las inversiones en el país.

“¿Por qué? Porque cuando una empresa privada no está sometida a la evaluación de los mercados en su decisión de negocio, puedes hacer decisiones enfocadas con retornos más lentos o plazos de tiempo de recuperación más largos, necesarios para los negocios”, indicó.

El directivo aseveró que el mercado latinoamericano, puntualmente el mexicano, son economías emergentes y mercados en expansión, que necesitan continuar con inversiones de este tipo.

“Nosotros continuamos y estamos deseosos de hacer las inversiones necesarias para que los mercados aceleren sus crecimientos y podamos ofrecer la mejor oferta de valor”, dijo el directivo.

Actualmente USG tiene en México  cinco plantas, en Monterrey, Ticomán, Puebla, Saltillo, San Luis; con esta adquisición la compañía estaría en posibilidad de seguir invirtiendo en la ampliación de su capacidad instalada para atender la gran demanda nacional.

“Vendrán nuevas inversiones. Las inversiones estarán centradas en aumentar las capacidades instaladas de nuestra infraestructura en México y mejorar los procesos de manufactura”, concluyó Fernando Fernández.



Reportero de negocios, inmobiliario, construcción e industria. Me interesa la economía, política, historia y antropología. Estudié en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Tengo experiencia en el sector público, la industria del acero, ingeniería civil, IT y corporativos; soy un nostálgico nacionalista contemporáneo que cree en la grandeza de su país. Asiduo lector de Juan Rulfo, José Revueltas y J. R. R Tolkien.