Search

Vinte y su apuesta por la transformación

Vinte, en línea con metas 2018

La empresa ha caminado por una senda muy marcada, en la que diseñar productos de avanzada para satisfacer las necesidades de la población ha sido la línea que guía los esfuerzos de la compañía

Si hay una palabra que describa a Vinte en el mercado es innovación. En poco más de 15 años de vida, esta empresa ha tomado como premisa ir a la vanguardia y desarrollar soluciones habitacionales que atiendan las necesidades de las personas, con la mira de evolucionar el concepto de vivienda y dejar atrás la visión de la casa sólo como un monolito de cuatro paredes.

En los últimos seis años, este concepto de vanguardia permitió a la empresa posicionarse como una de las vivienderas más importantes, sólidas y constantes de la industria. El desarrollar vivienda bajo un esquema integral, con soluciones de avanzada, ha sido el distintivo de la compañía, mismo que se ha reafirmado desde 2013.

En este sentido, a decir de Sergio Leal, una de las prioridades para la firma que encabeza ha sido caminar hacia la consolidación de lo que han denominado vivienda productiva. La empresa, expuso, ha apostado por ofrecer al mercado modelos de casas innovadores, que otorguen un plus a las familias.

“Con todas las tecnologías que han llegado, desde Vinte, en 15 años, hemos tratado de hacer ocho aportaciones en la materia, algunas se quedan, algunas se van. Hemos presentado desde un diseño integral sustentable, la telemetría, la parte de vivienda en comunidad, y todo se ha adecuado a los avances, a este cambio global en el que estamos inmersos. La vivienda no es la excepción, hemos venido evolucionando, tanto el sector en su conjunto como Vinte”, expuso.

En este marco de avances y dejar de ver a la vivienda como un producto estandarizado, Sergio Leal manifestó que desde la trinchera de la empresa que dirige se ha buscado desarrollar productos que satisfagan las necesidades de los diversos segmentos de la población. En últimos años, apuntó, de manera particular se ha puesto énfasis en la vivienda sustentable, así como viviendas con características especiales para adultos mayores o personas con discapacidad.

En este tenor de ir a la vanguardia en soluciones habitacionales, en junio pasado, Vinte lanzó el modelo “Casa Híbrida Cero Gas”, con el cual la empresa puso en el mercado un producto que permite sustituir el consumo de gas por electricidad. El modelo llama la atención porque busca beneficiar a familias pequeñas de bajos salarios, con un costo de 470,000 pesos y con aditamentos que además reducen el consumo de energía.

Aunado a lo anterior, en años recientes, la empresa puso en marcha un laboratorio de nanotecnologías. Esta herramienta, señaló Leal, busca abonar en el tema de investigación y desarrollo de nuevos materiales para la construcción. El empresario explicó que la iniciativa tiene la finalidad de desarrollar materiales más eficientes y sostenibles, con lo que se logre el desarrollo de viviendas que impacten positivamente al ambiente.

En lo referente, Sergio Leal enfatizó que uno de los compromisos de la empresa es desarrollar modelos de construcción sustentable. Esta idea, abundó, no sólo se limita al proceso de desarrollo, sino se extiende a la operación de la vivienda, con herramientas que permitan aumentar la eficiencia de servicios como electricidad, gas y agua.

“Tenemos en práctica la idea de Vinte para todos. Y hoy en día la hemos alcanzado: tenemos vivienda para adultos mayores, para discapacitados, vivienda ecológica, sustentable. En ese rubro, en aras de estar atentos a la dinámica del mercado, también hemos apostado en la vivienda turística: el 30% de lo que vendemos en zonas turísticas es para inversionistas que compran masivamente con la mira de rentarlas. Ese es el Vinte para todos, una gama para satisfacer las necesidades de familias grandes, chicas, de todos. Ese es el gran mercado de Vinte”, expuso.



Editor de Vivienda en Centro Urbano. Egresado de la maestría en Periodismo Político de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García (EPCSG). Estudió la licenciatura en Comunicación en la Universidad Mexicana. Amante de la crónica y el reportaje. Admirador de Vicente Leñero y Miguel Ángel Granados Chapa.