Search

Es momento de sumar

Cada vez se hacen menos casas...

Comienza un nuevo capítulo en la historia de México. Un nuevo capítulo que, sin embargo, es continuación y preámbulo en el muy complejo proceso de hacer frente a los grandes retos nacionales.

Porque es seguro que van a cambiar las formas… Pero los retos son los mismos.

Tenemos un país que debe apostar por mejorar su educación… Por fortalecer su Estado de Derecho… Por lograr que crezca más su economía… Y por dejar atrás una época muy obscura en cuanto a delincuencia, violencia y corrupción.

Tenemos un país que necesita más y mejores viviendas y que estas generen calidad de vida y patrimonio, lo mismo para quienes las habitan que para sus vecinos, y formen partes de ciudades eficientes, justas, competitivas y sustentables.

Los retos pueden ser los mismos, pero es seguro que van a cambiar las formas y es seguro también que habrá que cambiar tanto las referencias para entenderlos, como los objetivos que se pretenda alcanzar, entre los cuales, más nos vale cerrar filas en torno al que implica reducir la enorme brecha que separa a ricos y pobres.

En lo que respecta al sector inmobiliario, Andrés Manuel López Obrador, flamante presidente de México, ha señalado que cuenta con que esta industria seguirá siendo un motor de desarrollo, enfatizando que entre las prioridades de su gobierno estará atender la demanda de vivienda de los segmentos de menores ingresos, fortalecer las estructuras urbanas y ordenar el territorio.

Bajío creció en la venta de vivienda tradicional

El nuevo gobierno se encuentra con un sector inmobiliario poderoso, que sin embargo, tiene una serie de preocupaciones, entre las que destacan la necesidad de que el cambio de gobierno no frene la operación de los organismos nacionales de vivienda y de que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 tenga contemplada una partida de subsidios para vivienda nueva equivalente al menos a la de este año.

Y hay otro aspecto que inquieta a los empresarios de la vivienda; los ajustes al modelo de operación de la Sociedad Hipotecaria Federal, organismo fundamental para esta actividad en la medida que garantiza el financiamiento indispensable para generar la oferta.

Por supuesto, las variables macroeconómicas son otro tema que preocupa al sector inmobiliario porque su fortaleza es fundamental para atraer y mantener inversiones, y porque de esa fortaleza depende también que exista financiamiento y que las condiciones del mismo sean adecuadas tanto para quienes necesitan comprar una casa, como para quienes deben construirlas.

El sector inmobiliario puede y debe seguir siendo parte de las soluciones cuando se trata de trabajar por el fututo de México, y esto solo será posible en la medida que gobiernos e iniciativa privada sean capaces de sumar visión, objetivos y capacidades.

Sumemos voluntades… Este nuevo capítulo en la historia de México será mejor si nos unimos para escribirlo juntos.

¡NOS VEMOS EN TELE!

Todos los jueves tenemos una cita en la tele para hablar de Vivienda y Ciudad. Es a las 6:30pm por Efekto TV, canales 234 de SKY, 125 de IZZI, 163 de TotalPlay y 159 de Megacable. Lo pueden ver en línea desde efekto.tv y encuentran programas anteriores en el canal de Youtube de Centro Urbano.

 



Horacio Urbano es arquitecto. Su experiencia profesional se ha desarrollado en los diferentes ámbitos que definen la industria de la vivienda. En 1999 inició un proyecto editorial dirigido a los sectores inmobiliario y construcción que a lo largo de los años se ha convertido en una poderosa plataforma multimedios y en una verdadera referencia para esta industria. Fundador, junto con la también arquitecta Roxana Fabris, de Grupo Centro Urbano, firma que impulsa y desarrolla una serie de esfuerzos de comunicación relacionados con estos sectores. Como parte de su trabajo en México y el extranjero, ha escrito o participado en una serie de libros especializados, es colaborador de diferentes medios impresos y electrónicos, es activo conferencista y bajo diferentes modelos colabora también con diversas empresas e instituciones públicas y privadas del sector.