Search

Más vale estar informado antes de comprar una propiedad

 Por Jaume Molet Pérez

 

  • Imprescindible contar con un historial crediticio limpio ante el buró de crédito y de igual forma, tener una cantidad disponible para el enganche y extras que surjan en el camino.

 

En días recientes, daba lectura al último boletín de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), donde Alejandro Kuri, presidente de la asociación, declaraba que “actualmente 60% de los negocios del sector inmobiliario se dan por medios electrónicos”.

 

Esto me lleva a pensar que las personas cada vez se involucran más en portales inmobiliarios donde no solo se ofertan propiedades de todo tipo y para cada segmento de mercado, sino también tienen aportes como reportes y guías que conducen a cada uno de los usuarios a realizar compras de manera más responsable e informada.

 

Esto permite que el proceso de compraventa de un inmueble se vuelva mucho más fácil y que la toma de decisiones por parte del comprador-prospecto se dé con mayor velocidad, por diferentes motivos: más contenido del cual echar mano, así como anuncios perfilados para cada estrato de la población nacional.

 

Veamos dos perspectivas, la primera es del lado del vendedor; entre más información proporcione de manera descriptiva y gráfica, más chances tendrá de que sus anuncios tengan un impacto positivo en su operación.

 

Por otro lado, el cliente deberá de considerar seguir un orden determinado de pasos: 1) para que no lo tomen desprevenido y 2) para no perder detalle de cada trámite y procedimiento, y así agilizar el proceso.

 

El proceso de compra

 

No hay gran ciencia mas que apartar un porcentaje igual al 30% de nuestro salario para aportar a la mensualidad o habrá algunos más previsores que prefieran ahorrar varios años de la juventud para comprar la casa o departamento de contado entrando a la adultez, es muy válido y también a ellos les recomendamos ahorrar dicho porcentaje para lograrlo.

 

Adicionalmente, es imprescindible contar con un historial crediticio limpio ante el buró de crédito y de igual forma, tener una cantidad disponible para el enganche y extras que surjan en el camino. Pero más allá de eso, la parte más emocionante pero más agotadora suele ser la búsqueda del espacio.

Para ello, hay que tomar nota de las ventajas y desventajas de vivir en una casa o un departamento:

 

Los beneficios de vivir en una casa es que se tiene privacidad e independencia, en la mayoría de los casos no se comparten servicios con otros vecinos y es un espacio más amplio. La desventaja es que de vivir en vía pública, rara vez cuentan con vigilancia privada y hay ruido en el exterior.

 

Al contrario de la vivienda horizontal, las ventajas de vivir en un complejo vertical es que muchos condominios cuentan con caseta de seguridad, practicidad al tener todo a la mano dentro de cada propiedad como en las áreas comunes de la misma. Las desventajas son vecinos ruidosos o tener horarios para hacer reparaciones.

 

Además de conocer los pros y contras, también es bueno hacer una visita previa a diferentes propiedades, sean nuevas o usadas, para ver su estado, cotejar las características que el anunciante mencionó en el sitio, y los servicios, accesos y vialidades públicas con las que cuenta alrededor.

 

El contacto puede ser directamente con el dueño, con un intermediario o agente, o con el equipo de ventas de un desarrollo nuevo en preventa o no. Recuerda que hay que hacer las preguntas necesarias; el asesor de ventas tiene la responsabilidad de ayudarte a resolver todas tus dudas.

 

Para formalizar la compraventa y poderse mudar, se debe de firmar un contrato donde se estipulen las condiciones de ambas partes, así como la fecha y el monto acordado. Incluso, antes de hacerlo hay que revisarlo detenidamente para no sorprenderse y aclarar en ese momento cualquier definición que no esté sobre la mesa.

 

 

Jaume Molet Pérez

Director General para Lamudi México

Twitter: @MoletJaum

Mail: [email protected]

 

Jaume Molet Pérez es egresado de la Universidad Politécnica de Cataluña, en donde obtuvo el título de Ingeniero industrial. Por más de 10 años, ha sido consultor de estrategia y operaciones en grandes firmas de nivel internacional como AT Kearney, desarrollando estrategias de negocio para las firmas en Alemania, Reino Unido, Arabia Saudita y México, en el mercado Latinoamericano.