Search

Separar la basura, cuestión de educación

Amor de tía

En países como Suiza el clasificar la basura se ha convertido prácticamente en una obligación, ya que si no lo haces, pagas por ello

México es uno de los países en el que su población está menos concientizada en cuestión de basura. Vemos a la gente dándole poca importancia a la clasificación de la misma, y lo peor de todo es que muchos aún ni siquiera toman conciencia sobre tirar la basura en su lugar.

Día a día observo cómo las calles de mi ciudad se ven llenas por todos lados de botes, envases, papeles, colillas de cigarro y cuanta cosa se haya convertido “inservible” para las personas.

Esto es debido a que mucha gente aún no se ha educado en temas de medio ambiente y de las consecuencias que tiene el hacer esto: problemas de salud, problemas de imagen urbana, contaminación, inundaciones y graves impactos ambientales.

De acuerdo con GreenPeace, en México se producen cada día más de 100,000 toneladas de basura doméstica, lo que equivale a cerca de 37,000,000 de toneladas anuales de residuos sólidos urbanos.

La gestión de los residuos se ha centrado en un único aspecto: su eliminación a través de tiraderos, rellenos sanitarios e incineradores, escondiendo el problema sin resolverlo, y sólo generando graves problemas.

 

Suiza nos pone el ejemplo

Una de las cosas que México debería envidiar de Suiza es que en este país se goza de una gran limpieza, misma que empieza desde casa, es decir, las personas están muy conscientes de los daños e impactos sobre la basura.

Tanta es la perfección que tienen por separar la basura que se procesa todo aquello que puede ser clasificado, por ejemplo, un sobre de té tienen que cortarlo, separando el residuo orgánico, la bolsita, el hilo y hasta la grapa.

En Suiza no hay excepciones para nadie ya que todos están obligados a separar y clasificar la basura en contenedores, y aquél que no desee hacerlo, tiene que pagar por tirar la basura sin haberla separado.

En este país reciclar es gratis, pero tirar basura cuesta dinero ya que cada bolsa de basura tiene que tener una etiqueta, y el precio de cada etiqueta cuesta al menos un euro, por lo mismo, cuanto menos se tire, menos se paga.

 

CDMX lanza norma para separación de basura

A partir de mañana 8 de julio entrará en vigor la nueva norma ambiental NADF- 024-AMBT-2014 en la CDMX, misma que establece la separación de basura en cuatro fracciones.

Para ello, el Gobierno de la capital del país confía en la actitud responsable de la población para lograr dicho objetivo, ya que en la implementación de esta legislación no se contemplan sanciones contra los ciudadanos que no realicen dicha separación, aunque esto en un futuro debería cambiar para que la población comience a tomar conciencia realmente y esto se vuelva una obligación.

Desde el mes pasado iniciaron una campaña de difusión en espacios como el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, escuelas, unidades habitacionales y espectaculares, así como medios de comunicación impresos y electrónicos.

Esta campaña será permanente por lo que se espera sensibilizar a la sociedad de la importancia en materia ambiental que tiene la separación, además de que se dará ese valor que pierde cuando se mezclan los residuos.

La separación de residuos será de la siguiente manera:

1.- Orgánicos: Todo aquél residuo sólido biodegradable como restos de verdura, hortalizas y frutas, cascarón de huevo, restos de café y té (incluidos los filtros de papel), huesos, así como residuos de jardinería como hojarascas y ramas.

2.- Inorgánicos reciclables: Materia prima para reutilización y reciclaje como el papel y cartón, plásticos, vidrio, metales, ropa y textiles y envases multicapa (tetrapack).

3.- Inorgánicos no reciclables: Residuos difíciles de reciclar como toallas sanitarias, curitas, poliestireno expandido (unicel), bolsas de fritura, calzado y colillas de cigarro.

4.- Manejo especial y voluminosos: Residuos electrónicos y electrodomésticos como televisores, computadoras, celulares, colchones, muebles rotos, refrigeradores y lavadoras.

Esperemos que este tipo de campañas sirvan para que la sociedad comience a tomar riendas en el asunto. Creo que es un buen comienzo, pero sobre todo espero que esto se haga no solo a nivel local sino a nivel nacional e incluso, poder adoptar el modelo de otros países, como Suiza, para hacer de nuestro país, uno mejor.



Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM. Amante de las redes sociales. Actualmente Community Manager en Centro Urbano. Alegre, terca y sincera.