Search

Mejora CFE su infraestructura en el Valle de México

Continúan obras de subterráneo en el Centro Histórico

La Comisión Federal de Electricidad in formó que continúan los trabajaos de mejora de la infraestructura en el para garantizar un mejor suministro de energía, a la fecha se ha mejorado el Tiempo de Interrupción por Usuario (TIU) al pasar de 1,140 minutos en 2009 a 63 minutos en 2015.

“Las pérdidas técnicas y no técnicas de energía eléctrica eran de 32.5% en 2009; y bajaron en 2015 a 23.3%. La reducción de las pérdidas que ha logrado la significó ahorros por 5,055 millones de pesos”, aseguró CFE.

La empresa detalló que esto significa una mejora de 1,800%, resultados obtenidos por un plan de inversiones y trabajo estratégico de modernización de la infraestructura, que se aceleró por la reforma energética.

Entre los trabajos que se realizan para disminuir el TIU están la “sustitución y mantenimiento de la infraestructura eléctrica, incluyendo el aislamiento que se utiliza para colocar los cables en los postes y evitar así daños por tormentas eléctricas. Instalación y/o sustitución de nuevos y más eficientes circuitos. Gracias a esto, de presentarse una interrupción en el suministro eléctrico, la población afectada es aproximadamente 60% menor que en el 2009. Así se evitan afectaciones generalizadas y se logra un restablecimiento más rápido del servicio en caso de interrupción”, agregó la Comisión.

Asimismo, se moderniza la red eléctrica subterránea en la Centro Histórico de la Ciudad de México, con el propósito de evitar cortos en el cableado y la explosión de mufas. Trabajaos que se continuarán en el corredor Paseo de la Reforma y varias colonias de la delegación Cuauhtémoc, en coordinación con las autoridades capitalinas y vecinos.

“La mejora en la calidad del servicio de suministro de energía eléctrica en el Valle de México en estos últimos seis años también se refleja en la reducción de pérdidas técnicas y no técnicas. En 2009, estas pérdidas en la zona representaban 32.5%, equivalentes a 18,970 millones de pesos”.

Finalmente, las pérdidas técnicas y no técnicas se han reducido a 23.3%, es decir de 9%, gracias a programas de inversión para modernizar y asegurar la medición y verificaciones constantes a la infraestructura de medición, con lo se ahorrado 5,055 millones de pesos.

“Actualmente, la CFE avanza en la instalación de 2,000,000 de medidores de última generación tipo AMI (Advance Metering Infrastructure) que garantizan la medición precisa del consumo de energía de los usuarios, ayudan a eliminar el robo de energía y pueden ser leídos a distancia vía radiofrecuencia. La CFE espera concluir este programa de modernización de la infraestructura de medición en el 2018”.



Egresado de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la carrera en Comunicación, con especialidad en medios escritos. Reportero del desaparecido periódico Nuestro México, en donde cubrió las fuentes delegacionales y Asamblea Legislativa. También trabajó en la Coordinación de Comunicación Social en la delegación Álvaro Obregón. Le gusta leer novelas y cuentos.